Un concejal abandona Sí Se Puede Santurtzi por desavenencias internas

Los ediles de SSPS y Sánchez, a la derecha, en primera fila. / E. C.
Los ediles de SSPS y Sánchez, a la derecha, en primera fila. / E. C.

Jonatan Sánchez, que había sido cesado de manera temporal por «indisciplina», continuará en su cargo como concejal independiente

SILVIA OSORIO SANTURTZI.

Por primera vez, en el pleno de Santurtzi habrá un concejal independiente. Es la consecuencia de la tormenta interna que ha estallado en Sí Se Puede Santurtzi (SSPS), la plataforma ciudadana apadrinada por Podemos en las últimas elecciones municipales. El concejal Jonatan Sánchez confirmó ayer su salida de la formación para continuar como edil no adscrito o independiente, de manera que seguirá percibiendo su sueldo de concejal y dispondrá de turno de intervención y voto.

Este abandono se produce después de que el edil fuera cesado de manera temporal por parte del grupo tras las desavenencias internas, que vienen de lejos. «Se le castigó por indisciplina en una serie de actuaciones reiteradas en el tiempo, por actuar de forma unilateral, generando bastantes conflictos. Hemos tenido recientemente un problema en la residencia municipal que no compartíamos o los ataques reiterados a la DYA y a compañeros, buscando un rédito mediático personal», señaló el portavoz de SSPS, Aitor Unanue. La sanción duraba en un principio hasta junio, pero Sánchez decidió el miércoles presentar un escrito para ser registrado en el pleno y tramitar su marcha de la formación, con la cual le une una relación complicada desde el principio debido a sus distancias ideológicas con Podemos. «He estado luchando contra viento y marea por defender la independencia de SSPS, pero no aguanto más. Hace dos años ya estuve a punto de abandonar», explicó en un comunicado.

Nuevo plan de euskera

En las últimas semanas, la tensión había crecido en el seno de la plataforma, que a lo largo de su primera legislatura ha sufrido dos bajas, precisamente, concejales de la corriente de Podemos. Según expuso Sánchez, la «gota que colmó el vaso» fue una propuesta para estudiar las ideas del equipo de gobierno y del resto de grupos para el PGOU en un debate abierto con la ciudadanía, también con los vecinos que habitan en casas fuera de ordenación, una situación que le afecta de primera mano a Unanue. «Es parte implicada y, a mi juicio, este asunto se debe tratar con la máxima transparencia. Esto fue el detonante para que finalmente yo exclamara: 'cobras 2.200 euros y no vienes a trabajar al Ayuntamiento'», desvela el edil. Una acusación que el portavoz de SSPS, liberado, ha negado.

Mientras, el curso político continúa y el Ayuntamiento aprobó ayer de manera unánime el Plan de acción para la Promoción del Uso del Euskera para el periodo comprendido entre 2018 y 2022. El objetivo es impulsar las medidas necesarias para que su empleo sea mayor en el municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos