Comienza a funcionar en pruebas la depuradora de Sopuerta

Las nuevas instalaciones, que le han supuesto al Consorcio de Aguas una inversión de 4,4 millones de euros, permanecerán así durante todo el mes

SERGIO LLAMAS SOPUERTA.

La Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Sopuerta ya está en fase de pruebas. Las instalaciones, que han supuesto una inversión de un total de 4,4 millones de euros, permanecerán así durante todo el mes de diciembre, según informó ayer el Consorcio de Aguas. Inicialmente la planta contará con una capacidad de tratamiento de 800 metros cúbicos diarios, para una población de 2.500 vecinos, aunque podrá crecer hasta los 1.145 metros cúbicos diarios y atender a una población de hasta 3.700 vecinos.

La EDAR tiene todos los procesos integrados en un único edificio, que se encuentra en la margen izquierda del arroyo Tresmoral, aguas abajo de la localidad encartada, y ligeramente por encima de su desembocadura en el río Barbadun. Se trata de unas instalaciones dotadas con toda la instrumentación y los automatismos necesarios para poder gestionar su funcionamiento de manera remota.

Para evitar problemas de olores, las instalaciones incluyen un sistema de ventilación y un tratamiento a base de carbón activo. Además, los procesos se realizan a cubierto, lo que reduce al mínimo el impacto en este sentido.

Por su parte, la planta obtiene la energía eléctrica de una acometida en media tensión. Dentro de la construcción hay un centro de transformación de 250 KVa. Además, para aprovechar su altura y no requerir de ningún sistema de bombeo, a la entrada del complejo se ha perforado microtúnel de 1,2 metros de diámetro y 240 metros de longitud. A ella llega un colector desde el parque de Las Balasas, que cruza el arroyo Tremoral gracias una conducción ejecutada junto a una pasarela de madera construida de manera reciente.

De este modo, las aguas residuales llegarán a la planta a través de este punto, para ser primero pretratadas mediante un proceso de tamizado, desarenado y desengrasado. Tras éste, son sometidos a un tratamiento de depuración biológica basado en fangos. Para llevarlo a cabo, la Estación Depuradora de Aguas Residuales dispone de dos reactores con zonas naerobias, anóxicas y aireadas. Un proceso de decantación secundaria en el que se produce la separación del agua depurada y de los fangos biológicos completa esta fase. Además, las instalaciones cuentan con un depósito de alrededor de 80 metros cúbicos en el que almacenar los fangos, una vez espesados, antes de su retirada a través de camiones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos