Charo García: «El público se ha vuelto más exigente y pide productos orgánicos»

García López atiende a uno de sus clientes en su local. / E. C.
García López atiende a uno de sus clientes en su local. / E. C.

La peluquería Ilitia, con 17 años de trayectoria en Balmaseda, celebra con una gran fiesta la obtención del certificado de calidad 'TheQHair'

SERGIO LLAMAS BALMASEDA.

El salón de peluquería Ilitia de Balmaseda está de enhorabuena. Con 17 años de trayectoria, acaba de recibir el certificado de calidad 'TheQHair', que sólo lo tienen un 5% de los establecimientos españoles del sector. El alcalde de la villa, Álvaro Parro, le entregó la placa acreditativa a la responsable del local, Charo García López, en un acto en el Hotel San Roque, donde también se pudo ver su delicado trabajo.

- ¿Hay mucha afición por el estilismo en Las Encartaciones?

- Sí se le da importancia. En Balmaseda se preocupan por su imagen. Es un pueblo donde siempre hay ambiente, la gente sale de paseo, de poteo... hacen mucha vida en la calle y eso influye.

«Esta Nochevieja cae en domingo, pero abriremos. Si no, qué haces peinada el día anterior»

- También se celebran muchas bodas. ¿Lo notan?

- Hace dos semanas tuvimos a una novia de Santurtzi y cuatro invitados, y este viernes otra. Falta poco para que acabe el año y todavía tenemos ceremonias. Además, hemos empezado a colaborar con el Hotel Convento San Roque y lo hemos notado un montón. Se ofrece un servicio a domicilio para peinar a las novias. Ahora está muy de moda ir al hotel donde están para ponerlas a punto.

- Se acerca Navidad, ¿es época de mucho trabajo?

- Sobre todo desde que hemos vuelto de recoger el premio. No sabemos si ha influido o no, pero estamos encantadas. La Nochebuena es muy familiar y la gente se queda más en casa, pero en Nochevieja crece la actividad por los cotillones. Este año cae en domingo y aún así abriremos. El peinado se podría hacer antes, pero qué haces así el día anterior.

«El público que más ha cambiado en los últimos años ha sido el masculino y no es por moda»

- ¿Qué se lleva?

- Algo más elaborado. Se lleva el estilo vintage y el romántico. Mucha gente viene con la foto cogida en Instagram o en Pinterest, que es el mayor medio que existe para buscar peinados. Aunque también siguen funcionando las revistas.

- ¿Cuando llega la Pasión Viviente también lo notan?

- Solemos colaborar con la gente que sale en ella cuando nos elige alguna de las mujeres, pero tampoco nos influye demasiado. Cuando pasa, los chicos normalmente se afeitan en casa. Aunque es verdad que después de Semana Santa nos vienen bastante gente.

- ¿Cómo hacen para mantenerse a la última?

- Cuando hablé con el inspector que acreditaba el reconocimiento me dijo que de formación técnica estábamos bastante bien, pero tenemos que centrarnos en otro tipo de formación para coger más puntuación. Siempre he sido muy inquieta y he hecho diferentes cursos.

Firmas orgánicas

- ¿La peluquería es un sector muy innovador?

- Siempre está en un continuo cambio y todos los años tienes que estar pendiente de qué sale. Ahora estoy colaborando con unas marcas de productos y una empresa del País Vasco dando formación a otros profesionales del sector. También están saliendo muchas firmas orgánicas. Aunque la peluquería también es química, esto está teniendo mucha repercusión y la gente te pide esos productos porque se nota mucho en la calidad del pelo y en el cuidado de la piel. El público se ha vuelto más exigente.

- ¿Cuál ha cambiado más: el femenino o el masculino?

- Sin duda, el masculino. El tema de la barbería está al cien por cien. Al principio parecía una moda, pero lleva ya varios años.

- ¿Cuál es el siguiente reto?

A parte de la Q de calidad, se pueden conseguir tres estrellas y las queremos. Además, trabajamos ya en una colección para los premios Fígaro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos