Cientos de pensionistas se movilizan en Barakaldo para denunciar la pérdida de poder adquisitivo

Algunos manifestantes acudieron con pancartas y muchos lucían un lazo marrón en la solapa. / S. LL.
Algunos manifestantes acudieron con pancartas y muchos lucían un lazo marrón en la solapa. / S. LL.

La enorme respuesta a la convocatoria, que surgió de forma anónima en las redes sociales, abre la puerta a una plataforma y a futuras protestas

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

La indignación sacó ayer su cara más veterana en Barakaldo. Atendiendo a una convocatoria anónima realizada por la redes sociales, cientos de personas se concentraron ayer a mediodía en la Herriko Plaza para protestar por el límite del 0,25 fijado a la subida de las pensiones. La iniciativa caló entre los asistentes, que barajan crear una plataforma apolítica, darla a conocer en asociaciones de jubilados, y repetir la movilización en próximas semanas.

«No representamos a ningún partido ni asociación. Es solo que este llamamiento nos ha parecido lo suficientemente importante como para no acudir», señaló ayer José Ángel, vecino de La Paz y uno de los implicados en este movimiento que, de momento, carece de representantes. «Llevamos años perdiendo poder adquisitivo cuando de las pensiones están dependiendo muchas familias», apuntó el hombre desde la tribuna cuando el grupo se hizo con un megáfono cedido de forma improvisada por la asociación Ekologistak Martxan.

«Esto ha circulado por Whatsapp. Yo se lo habré pasado a unas 50 personas», aseguró Juan, otro de los participantes, quien recordó que los pensionistas disponen de tiempo para salir a la calle y visibilizar su protesta. «Nos podemos mover más que nadie», señaló el hombre.

Contar su caso

Ya con el megáfono, los manifestantes invitaron a los asistentes que lo desearan a contar su situación. Así lo hizo María Jesús, una vecina del municipio quien apuntó que desde hace diez años, cuando quedó viuda con un hijo, cobra 402 euros de pensión. «Es una injusticia», aseguraron los asistentes, que corearon lemas como 'Para las pensiones, movilizaciones'.

Tras la concentración en la Herriko Plaza, la marea humana se acercó luego a las puertas del Ayuntamiento para visibilizar más su protesta. Muchos mostraban un lazo marrón, como se había pedido anteriormente por las redes sociales.

«Ahora tiene que salir de aquí un grupo que aproveche esto y lo canalice para que no sea flor de un día», animó José Ángel. Entre las sugerencias que se realizaron a lo largo de la mañana se incluyó la de ovilizarse en nombre de la Margen Izquierda e incluso acudir a Madrid en autobuses. El grupo también señaló que es necesario denunciar las problemáticas que afectan a los trabajadores y confiaron en contar con el apoyo de los jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos