Chollos tempranos en el BEC

Muchos ciudadanos se acercaron a primera hora al BEC. / F. GÓMEZ
Muchos ciudadanos se acercaron a primera hora al BEC. / F. GÓMEZ

Una cola de clientes a la caza de descuentos acompaña la apertura de la primera jornada de la XIII Feria de Stock de Euskadi

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Los chollos no se hacen esperar. La Feria de Stock de Euskadi, que celebra hasta mañana su XIII edición en el BEC, recibió ayer un aluvión de visitantes desde primera hora. «Abría a las once, pero a las diez y media ya había una cola de gente para comprar la entrada», explicó uno de los clientes más previsores, Alberto Rodríguez. Este baracaldés ya tenía experiencia en la cita y por eso ayer adelantó sus compras. Para mediodía tenía los recados hechos. «Venía con las ideas claras y con un presupuesto: ropa de bebé, calzado para mí... Hay que detenerse a mirar, pero si ves algo no se le puede dar muchas vueltas», reconoció el hombre, que ayer 'pilló' algunos descuentos de hasta el 50%.

Y es que aunque la afluencia durante todo el fin de semana depende del tiempo, la primera jornada es clave. «Suele ser cuando más gente viene», explicó Erika Fernández, de la tienda de moda infantil Nicoletta de Barakaldo. Ella recordó la importancia de estas ferias de saldos para dar salida al 'stock' y cuadrar las cuentas del negocio en un momento en el que las temporadas cada vez están menos claras. «Es que con 30 grados en noviembre no se venden abrigos», razonó sin dejar de aclarar dudas sobre precios y tallas a una multitud de visitantes.

Y es que estos días el pabellón 1 del BEC parece empapelados con carteles que anuncian las ofertas dos por uno y los descuentos de hasta el 80% de los más de 150 expositores presentes. Todo tiene cabida en la feria, aunque la ropa y el calzado son protagonistas. «La crisis se sigue notando y esta ha sido una temporada nefasta», señaló Vicente de la Calle, de la zapatería 'El Chollazo', venida desde Medina de Pomar. Al final, eso se traduce en ofertas más agresivas. «Tenemos un beneficio muy ajustado. Traemos botas de piel que valían 79 euros a 30», ejemplificó el hombre, quien tranquilizó sobre la disponibilidad de existencias. «No se nos acaba. Hemos traído 3.000 pares de zapatos», añadió.

Sillones de masaje

Cascos de motocicleta, carcasas de móvil, sofás, auriculares, medias, cuchillos, colchones, carteras de piel y hasta tartas caseras son algunas de las cosas que se pueden comprar hasta mañana en la Feria de Stock (de 11.00 a 21.00 horas y entrada a 2 euros). Entre todas las opciones, llaman la atención los lujosos sofás de masaje shiatsu de la empresa afincada en Basauri 'Natura y Salud'. «Hemos estado otros años y si volvemos es porque se venden», afirmó una de las encargadas, Begoña Villafruela.

Los descuentos de hasta el 35% en sillones que valen miles de euros son su principal reclamo. «Algunas personas que llevan tiempo pensándoselo y que aquí aprovechan la oportunidad», señaló. Para las carteras más modestas también hay cinturones de masaje que se colocan sobre los hombros y que en la feria pasan de 120 a 70 euros. Otra forma de relajarse son la decena de 'food trucks' desplegados en el pabellón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos