BALONMANO

'Chandro' se despide de su Barakaldo

'Chandro' se ha desvivido por el club todos estos años./ M. LÓPEZ
'Chandro' se ha desvivido por el club todos estos años. / M. LÓPEZ

El club fabril confirma la retirada del que fuera fundador, presidente y alma máter de la nave auriazul durante sus 38 años de historia

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

Su vida ha girado en torno al balonmano y al club de su pueblo se ha dedicado en cuerpo y alma. Con sangre, sudor y lágrimas. Nunca mejor dicho, pues José María López 'Chandro', además de fundador del Barakaldo hace 38 años, ha sido el alma máter de un club que le debe mucho y que, de hecho, sin su empeño y esfuerzo personal -y también económico- no hubiera logrado salir del paso. A sus 74 años, el que ha sido presidente de la entidad hasta el año pasado ha tenido que ir aparcando de manera progresiva su dedicación al equipo de sus amores. Hasta que ayer mismo, por medio de una misiva redactada en su nombre por el nuevo mandatario auriazul, José Guerreiro 'Cable', y el secretario, Esteban Lucas, se ha confirmado su retirada definitiva de la junta directiva.

El Barakaldo abre una nueva etapa ya sin 'Chandro'. «Por problemas de salud y más concretamente por sus dificultades de movilidad», según se desprende de la carta de despedida, el ya expresidente de la entidad auriazul ha tenido que retirarse de manera definitiva del ruedo, aunque seguirá ejerciendo como presidente de honor en una entidad que no le olvida y que con admiración y cariño agradece su encomiable labor.

Son muchas las tareas que este prejubilado de Altos Hornos, anteriormente involucrado con otros clubes de otros deportes, ha realizado en la nave baracaldesa. En épocas de gloria o en etapas en las que la marejada ha sido muy fuerte y a punto se ha estado de irse a pique, 'Chandro' ha sido el timón por el que se ha guiado el club.

'Chandro' ha realizado tareas en la sombra: desde preparar los viajes hasta comprar medicinas

Ha desempeñado tareas importantes con instituciones y patrocinadores a la hora de recolectar las mayores ayudas posibles para las arcas del club, a pesar de los batacazos sufridos. Pero también ha trabajado mucho en la sombra: preparar los viajes, hacer de delegado, comprar medicinas... Tal y como señaló en una entrevista a este periódico hace unos años «incluso lavar la ropa en casa y pasar la mopa a la cancha», explicaba con auténtico orgullo. Y, cómo no, aunque prefería no hablar de ello, el sacrificio personal en las últimas temporadas en las que la entidad ha atravesado importantes estrecheces económicas y a las que él mismo ha tenido que hace frente con su propio bolsillo.

Homenaje el próximo curso

Mucho que agradecer a un hombre que en la carta de ayer también quiso hacer públicos sus sentimientos con palabras de gratitud a «jugadores, técnicos, patrocinadores, clubes amigos, federaciones e instituciones que siempre han compartido con vehemencia y lealtad inquietudes, problemas e ilusiones». Tabién a los aficionados, «con los que el club vivió épocas de gloria en el viejo Gorostiza y que estamos seguros de que volverán a revivirse en el nuevo y flamante polideportivo de Lasesarre».

Por su intachable trayectoria, el ya expresidente recibió el pasado 23 de junio dos importantes distinciones: la Insignia de Oro a la Trayectoria Deportiva, otorgada por la Federación Vasca de Balonmano, y la Medalla e Insignia de Plata al Mérito Deportivo, uno de los reconocimientos más importantes que concede la federación española. El conjunto vizcaíno no se quedará atrás y para el próximo curso liguero, prepara un homenaje muy especial que tendrá lugar en algún derbi en Lasesarre «con el objeto de que nuestro querido 'Chandro' pueda recibir el aplauso y reconocimiento de todos los aficionados».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos