SEGUNDA B

Al Barakaldo le sobran los últimos minutos

«Ha habido de todo, pero la juventud del equipo a veces puede pasar factura», afirma Aitor Larrazabal tras el empate ante el Tudelano

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

Al Barakaldo le está costando esta temporada cerrar los partidos. Los gualdinegros empataron el domingo ante el Tudelano en un duelo en el que consiguieron adelantarse por medio de Son. Sin embargo, pese a dominar el tramo final del encuentro, en una jugada aislada, el conjunto navarro sacó pólvora de un centro que acabó el fondo de las mallas. Un tanto que, a falta de 8 minutos para el final, privó a la escuadra fabril de sumar 2 importantes puntos en su lucha por mantenerse en la senda de la victoria y no perder comba con los puestos cabeceros, que tras la vigésimo primera jornada y con un partido menos, están a 6 puntos.

Pero esta campaña los de la Margen Izquierda ya se han ido de vacío o han perdido puntos por ceder ante sus rivales en el último suspiro. En las visitas a Miranda y a Santander, y en el partido disputado en Lasesarre ante el Bilbao Athletic, el combinado que pilota Larrazabal no fue capaz de rematar la faena tras adelantarse en el marcador. En los dos salidas, no hubo premio, mientras que ante el filial rojiblanco tuvo que conformarse con el empate. Al igual que ante el Tudelano. Han sido solo cuatro encuentros en los que al cuadro vizcaíno le han sobrado los últimos minutos, pero suponen un lastre de puntos que empañan la trayectoria del equipo y que se podría lamentar a final de temporada.

Para el preparador gualdinegro, las causas son diversas. «Ha habido de todo, pero hemos dicho durante varias veces este año que la juventud del equipo podía pasar a veces factura. La inexperiencia de ir 1-2 y querer ir 1-3. No defender bien el resultado y tratar de ser más listos», afirma. En el caso del partido del domingo, Larrazabal asume que faltó «agresividad en defensa» en los instantes finales. «Era un partido de 1-0. Hicimos lo más difícil, que era conseguir un gol, pero en una jugada sin aparente peligro, consiguen un valioso punto cuando ya se veían abocados a perder los tres».

Mucho barro en Lasesarre

Por ello y ante las ocasiones de un bando y otro, el entrenador fabril tildó como «justa» la igualada, aunque la considera «una lástima, porque hubieran sido 2 puntos más e importantes. Por el trabajo que hizo el equipo, lo hubiéramos merecido, aunque jugamos ante un rival que había hecho gol en todas sus salidas y ayer (por el domingo) no fue la excepción. El equipo lo intentó durante fases y estuvimos cerca. Tenemos que seguir así porque el equipo trabaja muy bien», ensalzó el míster a su grupo, a quien le «limitó» el estado del terreno de juego.

No es nada nuevo que el césped de Lasesarre se embarra con facilidad. Teniendo en cuenta las intensas precipitaciones de los días anteriores, ya se presagiaba que no estaría en las mejores condiciones. Pese a todo, esta semana el equipo mantendrá su dinámica de entrenamientos con dos sesiones en su feudo y el resto en Ibarreta.

Por otro lado, el club ya ha entablado conversaciones con Osasuna para concretar una fecha de cara a disputar el duelo aplazado por la nieve en las instalaciones de Tajonar. La semana pasada los vizcaínos viajaron en balde hasta Pamplona, donde cayó una importante nevada, decretando el árbitro la suspensión del encuentro. Según avanzó el técnico, el partido podría celebrarse «a mediados de febrero».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos