El PSE de Barakaldo da por roto el acuerdo de estabilidad suscrito con el PNV en 2015

Los socialistas acusan a los jeltzales de traspasar las líneas rojas, pero respetarán el consenso en los presupuestos

EL CORREOBARAKALDO

Después de un periodo de reflexión anunciado tras el pleno ordinario de junio, el PSE de Barakaldo ha anunciado hoy que, finalmente, da por roto el acuerdo de estabilidad municipal suscrito en el año 2015, ante los constantes incumplimientos del PNV y de la alcaldesa en relación a los principios que se recogían en el mismo. En este sentido, tal y como ha señalado la portavoz socialista, Ana Belén Quijada, hoy mismo han registrado su renuncia los tres concejales del PSE que ostentaban las presidencias de los departamentos de Atención al Consumidor (OMIC) y Salud Laboral y la sociedad municipal Taller Usoa.

El PSE también ha explicado en rueda de prensa que «si bien todos hemos sido conscientes de las dificultades de entendimiento entre ambas fuerzas municipales a lo largo de todo este tiempo creemos que, tal y como manifestamos en el pleno de junio, las últimas decisiones adoptadas por la alcaldesa traspasan las líneas rojas al poner en peligro la garantía del mantenimiento de los servicios públicos de calidad y de las condiciones sociolaborales de los trabajadores». Quijada también ha recordado que, «en los últimos meses, los plenos municipales se han convertido en el punto de encuentro de numerosas movilizaciones».

La alcaldesa acusa a los socialistas de anteponer sus intereses partidistas

La alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo, ha negado que el Gobierno municipal haya incumplido el acuerdo de estabilidad suscrito con el PSE y ha acusado a los socialistas de anteponer «sus intereses partidistas» al interés de los vecinos. En una nota, Del Campo ha señalado que la ruptura del acuerdo es «una mala noticia para Barakaldo» y ha criticado a los socialistas por haber «antepuesto sus intereses partidistas» a los intereses de los vecinos.

El acuerdo de estabilidad pretendía, según ha señalado el equipo de gobierno, trabajar para la creación de empleo, el impulso de la actividad económica, atender las necesidades ciudadanas y hacer de Barakaldo un municipio más moderno, solidario y sostenible. La regidora municipal ha afirmado que el equipo de gobierno «no ha incumplido ninguno de los términos acordados con los socialistas al inicio de legislatura» y ha asegurado que seguirá trabajando «como ha hecho hasta ahora» por Barakaldo y el «bien» de los vecinos.

El equipo de gobierno ha señalado que ha conocido la ruptura del acuerdo «a través de los medios de comunicación» y que el PSE no ha comunicado su decisión previamente ni al equipo de gobierno municipal ni a la ejecutiva del PNV

Los presupuestos, a salvo

En palabras de la portavoz socialista, servicios como el de vigilancia, ayuda a domicilio, limpieza de colegios públicos e instalaciones municipales, atención ciudadana o recepción de las instalaciones deportivas «ponen de manifiesto una nula preocupación de la alcaldesa por el mantenimiento de los puestos de trabajo y las condiciones laborales». Asimismo, Quijada ha recordado la «denuncia por parte de los representantes de la plantilla municipal de las tácticas dilatorias del Gobierno local para retrasar indefinidamente la negociación colectiva, abocando a los trabajadores municipales a una situación de incertidumbre intolerable», así como la «reivindicación de los trabajadores de que los pliegos de condiciones del servicio de OTA y grúa recojan plenas garantías para el mantenimiento de sus condiciones laborales y la equiparación de las mismas con el resto de Bizkaia».

Para la portavoz socialista, «todo ello es incompatible con un acuerdo de estabilidad que firmamos en Barakaldo. A día de hoy, entendemos que el Gobierno municipal ha caído en una dinámica que poco tiene que ver con aquello que vinimos a señalar como prioridades compartidas». Por ello, «a partir de ahora, la relación con el Gobierno municipal de Amaia del Campo se circunscribirá al acuerdo de mínimos que suscribieron las ejecutivas nacionales y, más concretamente, a facilitar la aprobación de los presupuestos municipales previa negociación».

Fotos

Vídeos