BALONMANO

El Barakaldo se rejuvenece

El míster pucelano quiere ver en sus hombres «más agresividad» en la línea defensiva, en la que se ha perdido «solvencia». / B. A.
El míster pucelano quiere ver en sus hombres «más agresividad» en la línea defensiva, en la que se ha perdido «solvencia». / B. A.

Con los veteranos en el dique seco, el técnico fabril, Fernando Herrero, arenga a la savia nueva a dar «un paso hacia delante» y poner contra las cuerdas a Maristas

SILVIA OSORIO BARAKALDO.

El Barakaldo tirará de savia nueva para afrontar el primer compromiso del recién estrenado 2018. El conjunto fabril 'libró' el fin de semana pasado tras la solicitud de aplazamiento del Somos Eibar, un partido que se disputará el miércoles 31 de este mes tras el acuerdo alcanzado entre ambos clubes. Por tanto, los de la Margen Izquierda arrancarán el nuevo curso con el partido correspondiente a la decimosexta jornada, que se celebrará este sábado (Polideportivo municipal de Lasesarre. 17.00 horas) ante el Maristas Zaragoza.

El técnico auriazul, Fernando Herrero, se ha visto obligado a recurrir a los jugadores más jóvenes para recibir al conjunto maño. Las bajas de los hombres más veteranos del equipo, que son los que llevan el peso de los partidos y que guían a los más jóvenes, ha forzado la situación y serán los «chavalines», como se refiere a ellos en modo cariñoso el míster pucelano, quienes tengan que coger ahora el toro por los cuernos y llevar en volandas al equipo hacia la victoria.

Según confirmó ayer el preparador baracaldés, Fernando Martínez se recupera de una operación de codo, Fran está tocado con diversas molestias físicas y Mario ha tenido problemas de vértigo y acaba de pasar por un proceso febril. Las circunstancias rejuvenecerán a la escuadra vizcaína, pero no por ello se mostrará más endeble. Será el momento de demostrar el potencial que atesora la plantilla y que este curso se ha puesto de manifiesto, logrando mejores resultados que la pasada temporada a estas alturas.

«Los chavalines cumplen, pero hay que trabajar más para dar más movilidad al equipo»

«Hemos tenido que trabajar con la gente joven y hay que pulir ciertos detalles para darle más movilidad al equipo. Hay un grupo de gente joven, que está cumpliendo, pero tiene que dar un paso adelante. Puede que de ellos dependa lo que pase en la segunda vuelta», apunta Herrero, quien arenga a sus pupilos a mostrarse «más agresivos» en la línea defensiva. Una parcela en la que este año se ha perdido «solvencia». «Metemos más goles, pero defendemos menos», detalla el técnico.

Vuelve Borja Lucas

El objetivo de los de la Margen Izquierda es «duplicar» los puntos conseguidos en la primera vuelta del campeonato con respecto al mismo tramo del año pasado. Por el momento, van por buen camino. El combinado amarillo atesora un total de 11 puntos en su cajón -es duodécimo- y aunque está en tierra de nadie, tiene lejos las posiciones más temibles de la tabla. Pese a todo, son conscientes de que no conviene confiarse.

«Los equipo de colegio llevan muchos años jugando juntos y ese es su mayor peligro»

En este propósito será de muy buena ayuda Borja Lucas, que ha regresado a la disciplina del Barakaldo tras cursar su baja el pasado verano. El jugador, que fue uno de los pilares del equipo y capitán en temporadas anteriores, sufrió el año pasado una lesión importante y optó por abandonar la práctica de este deporte. Sin embargo, ya recuperado, le sigue picando el gusanillo y ha querido volver al equipo. «No ha cogido peso, aunque le falta coger un poquito la forma. Sin duda, será el mejor fichaje que podamos hacer. Nos va a aportar mucho, dentro y fuera de la cancha», se congratuló el pucelano.

Lucas ya estará disponible para recibir a los zaragozanos en un duelo que el técnico pronostica como «muy complicado». «Es un bloque consolidado. Estos equipos de colegio llevan muchos años jugando juntos y tienen las cosas claras y cometen pocos errores. Ese es su mayor peligro», zanja Herrero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos