Barakaldo recupera la verja original de la Finca Munoa para hacerla visible desde el exterior

También se sustituirán con el nuevo forjado las dos puertas de acceso desde la calle Llano. / S.LL.
También se sustituirán con el nuevo forjado las dos puertas de acceso desde la calle Llano. / S.LL.

El derribo del antiguo muro de hormigón que rodea al parque, cuya demolición se inició ayer, finalizará esta semana sin afectar al tráfico rodado

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Horacio Etxebarrieta nunca quiso esconder la belleza de la finca Munoa. En su época, este entorno natural ubicado entre los barrios baracaldeses de Llano, Cruces y Burtzeña estuvo rodeado por una verja que permitía ver el interior. Ahora, este bosque urbano volverá a ser visible desde fuera gracias a los trabajos iniciados ayer para derribar la parte superior del muro de hormigón que rodea al parque. La pared será reemplazada por un forjado similar al que tuvo en su día.

La alcaldesa, Amaia del Campo, visitó ayer el parque Munoa y avanzó que el derribo de la parte no original del muro, con 206 metros de recorrido en la calle Llano, se completará en dos o tres días. Después, comenzará la instalación de la verja, que se llevará a cabo en un plazo máximo de dos meses. Su elaboración ya está en marcha.

metros de muro en la calle Llano serán derribados
Se mantendrá la parte original, de 0,75 metros, sobre la que irá el nuevo forjado.

«Se ha estudiado el diseño original que en su día tuvo la finca. Se trata de intentar que la nueva sea lo más fiel posible a la que colocó Horacio Etxebarrieta cuando esta era su casa de veraneo», apuntó ayer Del Campo. La alcaldesa explicó que el diseño se ha copiado del que consta en unos documentos de la Diputación, relativos a una antigua licencia de obra. Además de la valla perimetral, también se instalarán dos nuevas puertas de este forjado en los accesos desde la calle Llano.

Para encargar el diseño se ha consultado una antigua licencia de obra que estaba en poder de la Diputación

No se derribará el muro original de apoyo, sobre el que se asienta el más moderno, y que mide 0,75 metros de altura. En él se anclará la nueva verja, de 1,60 metros. La demolición de la pared de hormigón se acometerá desde fuera del parque, hacia el interior, para evitar molestias al tráfico rodado. «Esta obra va a cambiar de manera radical la forma en que la ciudad va a disfrutar de la Finca Munoa. Nuestra joya será visible prácticamente desde la salida del metro», señaló la alcaldesa.

El coste de los trabajos será de 163.857 euros, financiados con una partida procedente de los presupuestos participativos del pasado año. La actuación fue la tercera opción más votada por los vecinos.

Nueva cubierta

Del Campo señaló ayer que ya se está tramitando además la licitación de la obra para reformar la cubierta del palacio de la Finca Munoa, declarada Conjunto Monumental el pasado año. Los trabajos están valorados en 500.000 euros y actualmente se está en la fase de recepción de ofertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos