Barakaldo pone en marcha su albergue permanente para personas sin hogar

Las instalaciones, de 343 metros cuadrados, aprovechan un antiguo espacio de oficinas. / FERNANDO GÓMEZ
Las instalaciones, de 343 metros cuadrados, aprovechan un antiguo espacio de oficinas. / FERNANDO GÓMEZ

El espacio, ubicado en el polideportivo de Lasesarre, abrió ayer sus puertas para dar cobijo durante la noche a una treintena de usuarios

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Las soluciones provisionales para dar cobijo durante la noche a las personas sin hogar se terminaron en Barakaldo. Ayer se puso en marcha el albergue permanente de la localidad fabril, en un espacio de 343 metros cuadrados, completamente reformados, en el polideportivo de Lasesarre. La instalación, con capacidad para 28 personas, cuenta con una zona de admisión y administración, una sala de intervención social, un comedor, una unidad de higiene y los espacios habilitados como dormitorio.

En 2012 el Ayuntamiento de Barakaldo habilitó por primera vez un espacio municipal que ofrecía un lugar en el que pernoctar a las personas sin techo. El recurso utilizado fue un refugio invernal, acondicionado en una sala multiusos del polideportivo de Lasesarre, que sólo funcionaba en los meses de más frío. En abril de 2016, el Consistorio tomó la decisión de mantener en funcionamiento el servicio más allá de la época de bajas temperaturas, y entabló contacto con asociaciones del tercer sector, como Goiztiri, para establecer un recurso permanente.

El albergue de Barakaldo es el primero de la Margen Izquierda, y el único del entorno junto al que existe en Bilbao. Para su adecuación, el Ayuntamiento fabril ha aprovechado unas instalaciones del polideportivo que estaban destinadas a convertirse en oficinas, pero que debido a un problema de filtraciones, que ya ha sido subsanado, no llegaron a funcionar.

Este local ya se había aprovechado para realizar la admisión de los usuarios que acudían al refugio invernal. Cuando se anunció la obra del recurso permanente, a finales de 2016, se trasladó el albergue provisional a las viviendas municipales de la calle Murrieta, que la Diputación empleó durante años como centro de acogida de menores. Previamente fueron reacondicionadas.

La adecuación de las instalaciones para acoger el albergue de personas sin hogar de Barakaldo le ha supuesto al Consistorio una inversión de 272.400 euros. Esta actuación se suma a la reciente ampliación del centro de día para personas sin hogar junto a la iglesia de Santa Teresa, que Goiztiri puso en marcha en 2010. Gracias a la aportación realizada ahora por la institución local, con 235.950 euros, se ha ampliado el servicio que tiene capacidad para 50 personas y cubre las necesidades básicas de higiene, alimentación y acompañamiento. Así, ahora abre todas las tardesde el año, de 16.00 a 19.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos