Barakaldo muestra su rechazo a la agresión sexual sufrida por una menor

Concentración en repulsa de la agresión grupal a una menor en Barakaldo./Ignacio Pérez
Concentración en repulsa de la agresión grupal a una menor en Barakaldo. / Ignacio Pérez

Cientos de personas se han concentrado este domingo en el municipio para pedir «esfuezo y voluntad política» en la educación de la juventud para evitar que se repitan este tipo de actos violentos contra la mujer

EFE

Varios cientos de personas han mostrado su rechazo a la agresión sexual sufrida por una menor de edad en Barakaldo en una concentración en la que se ha pedido «invertir esfuerzo y voluntad política» en la educación de la juventud para que no se vuelven a repetir este tipo de agresiones.

La concentración, que se ha prolongado durante media hora y ha concluido con aplausos de los asistentes, ha sido convocada por el Movimiento Feminista de Barakaldo, compuesto por el centro asesor de la mujer Argitan y el grupo de mujeres jóvenes Iretargi.

Tras dos pancartas con el lema 'Erasorik ez erantzunik gabe-Ninguna agresión sin respuesta' los concentrados han mostrado su rechazo a la agresión sexual sufrida por una menor por parte de cuatro jóvenes coreando lemas como «aquí estamos, nosotras no violamos» o «la calle, la noche también son nuestras».

La concentración se ha desarrollado en la Herriko Plaza y ha coincidido con la celebración de la San Silvestre de Barakaldo, por lo que algunas participantes en la carrera se han sumado al inicio de la protesta antes de tomar parte en la prueba atlética.

Entre los participantes en la concentración se encontraban la alcaldesa de Barakaldo, Amaia del Campo y concejales de PNV, PSE, Irabazi y EH Bildu, así como representantes de Podemos Barakaldo y el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova.

En un comunicado, los grupos convocantes han destacado que «por miedo a sufrir agresiones sexuales» las mujeres restringen su «libertad de movimientos» y «la posibilidad de disfrutar de los distintos espacios» que «por derecho propio» ocupan en la ciudad y no pueden «regresar a casa tranquilamente».

Han señalado que «la autodefensa» forma a las mujeres «de cara a posibles agresiones sexistas» y ha considerado necesario «trabajar en la identificación de los lugares» del municipio en los que las mujeres pueden sentirse «inseguras».

También han evidenciado que la «situación de violencia» que viven las mujeres es «consecuencia del papel de subordinación y discriminación» en el que se encuentran, por lo que han abogado por «fomentar la igualdad» entre hombres y mujeres.

Además, han animado a las mujeres a «reaccionar» contra la «desigualdad» que las convierte en «ciudadanas de segunda categoría» y a movilizarse «activamente contra cualquier tipo de violencia sexista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos