Barakaldo desembolsa 50.000 euros en la compra de dos esculturas de la finca Munoa

Las esculturas se hayan en las inmediaciones del edificio. Sobre estas líneas, 'Eva'. / H. R.
Las esculturas se hayan en las inmediaciones del edificio. Sobre estas líneas, 'Eva'. / H. R.

Ambas figuras quedaron fuera en el proceso de expropiación del conjunto monumental que se produjo en 2014

HELENA RODRÍGUEZ BARAKALDO.

'Eva' y 'Dama' ya son de todos los baracaldeses. Así es como se llaman las dos esculturas que adornan los alrededores del palacio Munoa y que acaban de ser adquiridas por el Ayuntamiento por 50.000 euros. La compra supone el capítulo final de una historia que se inició con la expropiación de la finca y el edificio en 2014.

Los responsables municipales daban por hecho que las figuras eran parte de lo enajenado a los Echevarría-Echevarrieta. Nada más lejos de la realidad. Según ha desvelado el delegado de Hacienda y Patrimonio, Danel Sola, hace algo más de un año, los herederos «dijeron que estaban fuera de lo traspasado y amenazaron con llevárselas».

«Comenzamos una investigación para evitarlo y entonces apareció un contrato firmado por el anterior alcalde, Alfonso García, en el que reconocía que la familia era propietaria de las tallas. En el documento se subrayaba que el Consistorio cuidaría de ellas a cambio de que permaneciesen en la finca», relata el responsable municipal. El acuerdo carecía, eso sí, de «informes técnicos que lo avalasen, de decreto de Alcaldía o de un acuerdo de pleno que lo respaldase, por lo que era totalmente inválido», aclara Sola.

El dinero que se ha pagado a los propietarios ya estaba contemplado en los presupuestos de este año

La nulidad del contrato parecía despejar las dudas, pero los servicios jurídicos se encontraron con que en el proceso de traspaso «se expropió el continente, pero no el contenido» del conjunto Munoa. Esto explicaría la desaparición de algunos muebles, chimeneas y documentación diversa que inicialmente sí estaban en el palacio, y dejaba a ambas esculturas en manos de los herederos.

«Una chapuza»

Como quiera que en febrero de 2017 el Gobierno vasco declaró el espacio como Conjunto Monumental, el Consistorio está obligado a conservarlo y ponerlo en valor. Por ello, cuando los herederos avisaron de que «tenían una oferta de compra» sobre las figuras la decisión estuvo clara.

«Hemos tenido que comprarlas para garantizar que Barakaldo sea propietario único de la finca y de lo que hay dentro. Ahora por fin podemos decir que es de todos los vecinos», confirma el concejal jeltzale. «La manera de ejecutar la expropiación fue una auténtica chapuza», censura.

'Eva', realizada en bronce por Nemesio Mogrobejo, y 'Dama', obra en pueda de Valentín Dueñas, fueron tasadas por un experto del Museo de Bellas Artes de Bilbao. Los 50.000 euros desembolsados por las arcas municipales para garantizar su estancia en Munoa ya estaban contemplados en los presupuestos de este año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos