Barakaldo creará una comisión para añadir claúsulas sociales en los contratos municipales

La alcaldesa, Amaia del Campo. / Y. Fernández

El grupo de trabajo para acordar el texto que se añadirá a los pliegos arrancará en septiembre con un representante de cada partido político

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

El equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Barakaldo (PNV) consensuará con la oposición unas cláusulas sociales para incluir en los pliegos de contratos municipales que saque a licitación. Para ello creará una comisión especial, que entrará en funcionamiento en septiembre y en la que se negociará un texto que obtenga el visto bueno de todos los partidos representados en el Consistorio.

La alcaldesa, Amaia del Campo, anunció ayer la medida en una Junta de Portavoces. La comisión estará formada por un representante de cada partido político, así como las áreas de Fiscalización e Intervención y la de Contratación.

La semana pasada el PSE presentó dos mociones dirigidas al pleno: una para municipalizar el servicio de atención telefónica, el teléfono 010, integrado dentro del SAC (Servicio de Atención Ciudadana), cuyo contrato actual finaliza el 8 de septiembre, y otra para incluir cláusulas sociales y medioambientales en todos los contratos atendiendo al decreto foral 3/2017.

Del Campo señaló que la propuesta del PSE «obvia» algunas cuestiones importantes «como la puntuación que recibirían las empresas por la inclusión de cada una de esas cláusulas en el contrato».

La alcaldesa defendió además la importancia de garantizar que el texto que se genere en la comisión especial cumpla con todos los visos de legalidad para que, una vez ratificado, proporcione garantías tanto a los técnicos municipales como a las empresas que se presenten a los concursos públicos convocados por el Consistorio. «Se trata de una cuestión lo suficientemente importante como para que estudiemos las iniciativas aprobadas en pleno y lleguemos a un consenso sobre qué y cómo queremos que se utilicen en el Ayuntamiento de Barakaldo», reivindicó.

Evitar reparos

El equipo de gobierno del PNV también recalcó que en el pasado el Ayuntamiento ya ha venido incluyendo cláusulas de este tipo en varios pliegos, y puso como ejemplo el de limpieza viaria, la limpieza de edificios e instalaciones municipales o el Servicio de Atención Domiciliaria (SAD). Con todo, la alcaldesa remarcó que «su inclusión ha generado diferentes criterios y discrepancias entre el personal técnico, generando incluso reparos en los contratos».

El pleno vota las nuevas rutas del Kbus

El autobús urbano de Barakaldo prepara su desembarco en los barrios más periféricos. El jueves, el pleno votará el nuevo pliego de condiciones que rige el contrato del Kbus. En él se incluye la creación de una tercera línea, ’Kastrexana-Kadagua’, y la ampliación de la línea uno para llegar hasta el barrio de Burtzeña. El coste para los próximos 10 años es de 25,5 millones de euros.

El pasado viernes el equipo de gobierno le presentó a la oposición las novedades del nuevo pliego del Kbus, cuyo contrato se renueva por primera vez desde su puesta en marcha en 2011.

La línea 1 incluirá dos paradas en Burtzeña (una en Munoa 22 y otra en la gasolinera). Para conseguir una frecuencia de 20 minutos en su recorrido circular será necesario ampliar la flota con otros dos autobuses, llegando a disponer de seis.

La línea 3 llevará el Kbus hasta los barrios de Kastrexana, Zubileta, La Constancia y Kadagua. Lo hará mediante un microbús adaptado al entorno rural, que conectará estos núcleos con el centro y con servicios como el metro o el Hospital de Cruces.

Fotos

Vídeos