Barakaldo contará su transformación con una intervención artística en una treintena de bancos

Se actuará en cuatro peanas del Parque de las Esculturas. / S. LL.
Se actuará en cuatro peanas del Parque de las Esculturas. / S. LL.

Dos artistas, contratadas con el Plan de Empleo, dibujarán tres rutas sobre el crecimiento urbano, la huella de la mujer y la memoria histórica

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

El arte contemporáneo se incorporará a las calles de Barakaldo a través de tres itinerarios que transformarán el mobiliario urbano para abordar la identidad del municipio. Una de las iniciativas girará en torno a la transformación en el paisaje de la ciudad y su crecimiento demográfico, otra rendirá homenaje a las mujeres y la tercera abordará la memoria histórica.

La iniciativa se corresponde con uno de los 25 programas para la mejora de la ciudad incluidos en el Plan de Empleo de este año y se podrá desarrollar gracias a la contratación de dos jóvenes licenciadas en Bellas Artes: Luz Estefanía y Ana Cerdá. El 19 de diciembre, las jóvenes iniciaron una investigación sobre la historia del municipio y la geografía urbana para dar forma a la intervención. La segunda parte se inicia ahora con la ejecución de los trabajos de pintura en una treintena de bancos y elementos del mobiliario urbano y finalizará el 18 de mayo.

«La intervención va a estar basada en la propia historia de Barakaldo. Van a ayudar a embellecer la ciudad con un mensaje que pone en valor la transformación demográfica que ha sufrido nuestra ciudad y también el papel de la mujer», resumió ayer la alcaldesa, Amaia del Campo.

Código de colores

La primera de las tres actuaciones tendrá como mensaje los cambios en el paisaje de Barakaldo y el crecimiento de población vivido el siglo pasado. Para ello se han seleccionado diferentes bancos de la plaza de la iglesia de San Vicente, el parque anexo, el entorno de Clara Campoamor y la plaza Cantabria de Arteagabeitia. Las artistas los pintarán siguiendo un código de dos colores que reflejarán esa transformación urbana. «Hemos pasado de un montón de caseríos dispersos relacionados por la anteiglesia, que es lo que era Barakaldo, a una aglomeración en las fábricas y a un montón de nuevas urbanizaciones y zonas residenciales que han dado forma a los barrios actuales», recordó Estefanía.

El segundo itinerario, en la confluencia entre la calle Arteaga y la Avenida Euskadi, hablará de la huella que han dejado las mujeres en la ciudad. «La hemos dividido en cinco etapas vitales, desde que es niña, contando a su vez esa historia de Barakaldo», apuntó Cerdá. Así, la infancia se caracteriza con el barrio de Urban, por ser uno de los núcleos urbanos más recientes de la localidad, y la vejez se liga a San Vicente.

La última intervención se localizará en el Parque de Las Esculturas y aprovechará cuatro peanas que se recubrirán con baldosas cerámicas en una gama de colores relacionados con las épocas que ha vivido la ciudad. Tendrá un carácter participativo al aprovechar los testimonios recogidos por el Grupo Bakeola de recuperación de la memoria histórica. Llevarán impresa una fotografía de detalle de la piel de las mujeres que tomaron parte en el proyecto. Por su parte, los bancos, que se pintarán en un taller, recibirán además un tratamiento especial para evitar que el uso los deteriore.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos