Barakaldo aprueba por la mínima el pago de una factura por publicidad gastada sin consignación

El pleno aprobó ayer el recurso presentado por la empresa ante la decisión tomada en abril de no abonar los 21.723 euros que se gastaron por error

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Tras un primer empate, y gracias al voto de calidad de la alcaldesa, el Ayuntamiento de Barakaldo pudo finiquitar ayer en pleno el abono de una factura de 21.723 euros por gastos de publicidad que la Corporación había rechazado aprobar en abril, al haberse realizado sin que existiera crédito consignado. El gasto se realizó a finales del año pasado cuando ya sólo quedaban 46,62 euros reservados para publicidad.

El motivo fue «un error en el control» por el que ayer se disculpó el concejal de Participación Ciudadana, Gorka Zubiaurre. La empresa presentó un recurso de reposición que permitió su aprobación ayer con ocho votos a favor del PNV, ocho en contra del PSE y la abstención de EH Bildu e Irabazi. Los ediles del PP se ausentaron de la votación tras criticar la intervención «en tono intimidatorio del equipo de gobierno», señaló su edil, Amaya Fernández.

Zubiaurre había apuntado que de no aprobarse el recurso, la empresa podía interponer una demanda judicial que le habría supuesto un sobrecoste al Ayuntamiento. Además alegó que era un servicio realizado.

También se dio luz verde a las bases reguladoras de las ayudas a la contratación que se lanzan con Lanbide

El pleno también discutió los reparos de intervención acumulados en los meses de julio y agosto. «41 informes de discrepancia por un importe de 3,7 millones de euros, omitiendo el gasto social», contabilizó la concejal del PSE Olga Santamaría. La edil advirtió que están pendientes «muchos servicios que el PSE dejó en perfecto estado de revista». El edil de Hacienda, Danel Sola, recordó que 20 expedientes están en diferentes fases de adjudicación y que varias licitaciones han quedado desiertas por causas ajenas al Ayuntamiento.

Ayer se aprobaron por unanimidad las bases reguladoras de las ayudas a la contratación que se lanzan junto a Lanbide. También salió adelante una moción del PP, con una enmienda transaccional del PSE, en defensa del sector turístico vasco, y quedó encima de la mesa una moción de los socialistas que pedía la municipalización del servicio 010, después de que tanto el PNV como EH Bildu e Irabazi señalaran que las trabajadoras del servicio no habían sido consultadas y estaban en contra de la propuesta al acabar de publicarse los pliegos del nuevo contrato.

Renuncia de un edil

Finalmente no se votó la posesión del cargo del nuevo concejal de EH Bildu, tras la marcha de Jorge García. La renuncia de la candidatada prevista obligó a pasar al siguiente en la lista, María Solar Romero, e informar de ello a la Junta Electoral.

Aunque el pleno discurrió sin incidentes, estuvo precedido de una nueva protesta de los trabajadores de la OTA y grúa por la falta de avances en el convenio. La plantilla demanda una equiparación con el resto de Bizkaia.

Fotos

Vídeos