Barakaldo amplía a 17 zonas los trabajos para recuperar la adherencia de las baldosas gastadas

S. LLAMAS BARAKALDO.

El pasado año el Ayuntamiento de Barakaldo puso en marcha un plan para mejorar la adherencia de las calles y prevenir resbalones. Entonces, el Consistorio intervino en ocho zonas. Ahora, la institución local ha puesto en marcha una nueva campaña con la que ya está trabajando en otros nueve puntos del municipio para lograr el mismo objetivo. Desde 2017 ha invertido 47.000 euros en estas actuaciones.

Los trabajos consisten en aplicar la llamada técnica del abujardado. Se trata de un método que pica las baldosas desgastadas para alcanzar una capa en la que el firme recupera su adherencia. «Barakaldo cuenta con diferentes zonas en las que el suelo se convierte en pista de patinaje cuando está mojado», reconoció la alcaldesa, Amaia del Campo, quien destacó que este método ha demostrado «funcionar muy bien».

Actualmente se está llevando a cabo esta medida en la calle Quevedo, a la altura de los portales pares, y a petición de los vecinos se extenderá también a la esquina con La Felicidad. También se aplicará esta intervención en la Avenida La Libertad, Goya, Pablo Picasso, Federico García Lorca, Landeta Goikoa y Bekoa, la plaza de la Siderurgia y las rampas del mercadillo. Del Campo avanzó que estudiarán seguir ampliando esta actuación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos