BALONMANO

El Barakaldo afronta ante el Usurbil un partido «clave» para la salvación

S. OSORIO BARAKALDO.

El Barakaldo afronta este domingo (Polideportivo municipal de Lasesarre. 12.30 horas) un partido muy esperado. Los fabriles, que están en una zona cómoda de la tabla, llevan semanas planteándose la visita del Usurbil como el encuentro «clave» para certificar prácticamente la permanencia. Aún no será de manera matemática, pero tal y como están las cosas en el fondo de la clasificación y teniendo en cuenta que el conjunto vizcaíno ganará algún partido más de los ocho que restan, una victoria daría la tranquilidad a la escuadra de la Margen Izquierda.

El objetivo de los baracaldeses es salvar el cuello de manera holgada, sin los apuros de las campañas anteriores. Lo tienen de su mano y el optimismo reina en el ambiente. «Sería frustrante acabar con una derrota. Aunque no hemos ganado, venimos de unos partidos dignos. Este partido debe ser el de nuestra salvación», señala el técnico auriazul, Fernando Herrero.

Pero no será tarea fácil. Pese a que los guipuzcoanos están por debajo en la tabla, serán un equipo duro de roer. De hecho, los antecedentes no están de parte del Barakaldo. Durante el año y medio que el preparador vallisoletano lleva al mando de la nave, los fabriles han caído en tres de los tres partidos disputados. «No sé muy bien por qué, pero es un equipo que se nos da mal. Habrá que tener un nivel alto de concentración», destaca el míster.

«Más banquillo»

Herrero se muestra esperanzado. El trabajo ha mejorado y recuperará efectivos para este importante choque. «Tendremos más banquillo y podremos hacer más cosas», apunta. Así, vuelven a la convocatoria el portero Gorka, que se había perdido varios encuentros por motivos estudiantiles, y el lateral zurdo David, ya recuperado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos