Barakaldo tendrá que adjudicar de nuevo la recogida de basuras

El Ayuntamiento acatará así una resolución del OARC que obliga a elegir otra empresa, a causa de un cambio en el turno del domingo por la noche

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

El nuevo contrato de basuras tardará todavía un poco más en entrar en funcionamiento en Barakaldo. El pleno había aprobado en marzo la nueva adjudicación, pero ahora el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales (OARC) ha echado por tierra esta decisión al aceptar el recurso presentado por una de las empresas que aspiraba a ofrecer el servicio. Para acatar su resolución, el Ayuntamiento convocará un pleno extraordinario en el que deberá adjudicarlo nuevamente a otra de las firmas que presentó una oferta.

La aprobación del nuevo contrato de basuras se realizó por un precio de licitación de 9,5 millones de euros y una duración de cuatro años prorrogables durante dos más. La medida salió adelante gracias al voto de calidad de la alcaldesa, ya que el PSE -con el mismo número de concejales que el PNV- votó en contra y el resto de los grupos (EH Bildu, Irabazi y PP) se abstuvieron. La adjudicación anterior había finalizado en 2015, pero los primeros intentos de licitar un nuevo servicio fueron impugnados por la Asociación de Empresas de Limpieza Pública, por lo que hubo que reiniciar el proceso en febrero del año pasado.

millones de euros fue el precio de la adjudicación aprobado en marzo
Los pliegos garantizan la subrogación de la plantilla.

El OARC había desestimado todas las alegaciones presentadas por la empresa demandante, salvo una relativa a los turnos de trabajo de recogida de residuos en el exterior de los contenedores y buzones durante el turno de noche del domingo. La adjudicataria los había trasladado al horario de tarde para aplicar el convenio colectivo de los trabajadores que no contemplaba ese turno.

El contrato anterior, con una vigencia de diez años, había agotado todas sus prórrogas en 2015

A causa de esta medida, el OARC señaló que la oferta no satisface una de las exigencias del pliego de condiciones técnicas (la relativa al artículo 8.4), si bien con ello sí da cumplimiento a otro de los apartados (el artículo 11.1) en el que se obliga a respetar el convenio colectivo.

Posibilidad de recurso

«Vamos a cumplir con la resolución del OARC y para ello convocaremos pleno la próxima semana», zanjó ayer el concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Servicios Municipales, Jon Andoni Uria. Por el momento los técnicos han solicitado una aclaración a este órgano para que determine qué empresa debería ser la adjudicataria en este momento. Además, apuntaron que se analizará la posibilidad de interponer un recurso mediante la vía del contencioso administrativo, para lo que disponen de un plazo de dos meses. «Esperaremos al análisis de los técnicos y tomaremos una decisión en base a ellos», advirtió el edil.

En el equipo de gobierno también plantearon la posibilidad de que sea la propia empresa que había resultado adjudicataria en un primer momento la que presente su propio recurso contra esta resolución, por lo que no descartaron que en el futuro se vean obligados a adjudicarle nuevamente el contrato, como ya ha ocurrido en Bilbao con el servicio de la OTA. También añadieron que todo este proceso no afectará a la prestación del servicio en el día a día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos