Barakaldo abrirá este otoño una escuela para formar a sus vecinos en participación ciudadana

La iniciativa surge tras un estudio sociológico desarrollado con 60 vecinos para avanzar en la creación de los Consejos de Distrito

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

El Ayuntamiento de Barakaldo invitará a sus vecinos a volver a las aulas para que conozcan las herraminetas de que disponen a la hora de tomar parte en las decisiones municipales. En otoño el Consistorio de la localidad fabril abrirá una escuela de participación ciudadana como parte del trabajo que se está desarrollando para la creación y entrada en funcionamiento de los Consejos de Distrito. Así se lo comunicó al resto de los grupos el concejal de Alcaldía y Participación Ciudadana, Gorka Zubiaurre, en una comisión del área celebrada en la mañana de ayer.

Zubiaurre señaló que en un reciente estudio sociológico, llevado a cabo con 60 personas de diferentes barrios de Barakaldo, se ha detectado que los distritos «generan mucha confusión en el ciudadano». «Unos los confunden con el código postal, otros con los distritos electorales y otros con las zonas de OTA. Hay bastante desconocimiento sobre qué es un distrito y un Consejo de Distrito. De ahí surge la necesidad de darles información sobre en qué consiste y qué conllevan», señaló.

A los vecinos les preocupa que suponga un aumento de gastos y se pierda la identidad de los barrios

El año pasado, el equipo de gobierno propuso un modelo que distribuía Barakaldo en tres áreas basadas en dos líneas divisorias. Por un lado, la autovía y el puente de Rontegi, que dibujaba una zona sur, y por otro, la Avenida de la Libertad, que daban como resultado un distrito centro este y otro centro oeste.

Los residentes en Retuerto se sienten más cercanos al área de Cruces que a la de Zuazo-Arteagabeitia

El estudio del Ayuntamiento ha reflejado una preocupación porque este nuevo modelo pueda suponer una duplicidad de los servicios y, debido a eso, un aumento de los gastos. «Por otro lado, les preocupa perder la identidad de barrio, que es algo muy arraigado en Barakaldo», detalló Zubiaurre. El concejal señaló que, en cambio, «aprecian» el interés por desarrollar una administración más abierta, cercana y accesible. «Han visto como muy positiva las juntas vecinales de participación que hay en los distritos y que daría voz a los barrios», afirmó. Además, reivindicó que si bien temen que la agrupación aglutine barrios con pocas cosas en común, destacan que se puedan «debatir y acordar temas concretos de su zona». Otro de los puntos señalados en los seis talleres desarrollados, cuyos resultados han sido publicados en la web municipal, es que los residentes en Rontegi se sienten más cercanos a la zona de Cruces que a la de Zuazo-Arteagabeitia a la que habían sido adscritos inicialmente.

Todavía sin desarrollar

El concejal de Participación Ciudadana advirtió que todavía no está desarrollado cómo será la escuela de participación ciudadana que arrancará este otoño. Faltan por ver las propuestas que realizan las empresas que opten a ofrecer el servicio. En todo caso, la entrada en funcionamiento de los Consejos de Distrito llevará más tiempo. Entre otros trámites, debe ser aprobada antes por el pleno. La Corporación de Barakaldo ya acordó poner en marcha este sistema hace 15 años.

Con todo, la escuela de formación no centrará su actividad únicamente en los Consejos de Distrito. También informará sobre otras herramientas como los presupuestos participativos. Zubiaurre reivindicó ayer que las encuestas llevadas a cabo en dos fases para decidir las partidas de 1,1 millones de euros de las cuentas municipales han sido «la primera experiencia importante» en esta materia en Barakaldo. «Creemos que debemos trabajar en tres ejes: información, formación y participación», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos