TERCERA

Un balón de oxígeno para el Sestao

Castro confiesa que han sido dos años «duros». «Hemos estado luchando y aguantando el chaparrón», subraya. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Castro confiesa que han sido dos años «duros». «Hemos estado luchando y aguantando el chaparrón», subraya. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

Tras dos años con las cuentas maltrechas, el concesionario Nissan Lejarza se convierte en el patrocinador principal del club verdinegro

SILVIA OSORIO SESTAO.

Tras casi dos años de vacas flacas, las arcas del Sestao toman aire. El club verdinegro encara un nuevo curso en Tercera que, por el momento, ha empezado con buen pie tras un empate y una victoria en las dos jornadas diputadas. En materia económica las cosas también mejoran para el River, ya que en las últimas semanas ha formalizado un acuerdo de esponsorización con Nissan Lejarza, el concesionario oficial de Nissan en Bizkaia, un contrato por el cual la firma se convertirá en patrocinador principal de la entidad.

Se trata de un acuerdo de máxima importancia, un balón de oxígeno para unas cuentas que, tras la finalización del contrato con la sociedad pública Sestao Bai y otras empresas de relevancia, habían quedado maltrechas. Han sido dos temporadas duras, en las que ha habido que apretarse el cinturón, «con mucho esfuerzo», tal y como explicó ayer a este diario el presidente sestaoarra, Ángel María Castro. «Después de dos años sin patrocinador, es muy importante para el aspecto económico, pero también para la visión del club. Es un espónsor de la Champions. Una inyección para nosotros», celebra.

El equipo de Las Llanas tiene consignado un presupuesto de 406.000 euros para esta campaña, casi 150.000 menos que el curso pasado en Segunda B, en buena parte debido a la falta de patrocinios. Sin embargo, el sablazo a las cuentas se notó aún más el curso pasado cuando se optó por recortar de forma considerable la partida destinada a los sueldos de la primera plantilla, pasando de más de 370.000 euros a 265.000, lo que llevó a no poder retener a jugadores importantes para el equipo. «Tuvimos que reducir el presupuesto y desde entonces hemos estado luchando y aguantando el chaparrón. En Segunda B, las cosas a nivel económico son complicadas y más sin un patrocinador principal, pero estamos contentos porque parece que la situación mejora», añade el máximo dirigente del club.

El acuerdo es por dos años y la firma lucirá su nombre en la delantera de la camiseta

El Sestao y el concesionario baracaldés han perpetrado este acuerdo, que mañana se presentará en sociedad en las instalaciones del mismo frente al centro comercial Max Center, tras «varios meses de negociaciones», pero desde el principio ambas partes mostraron su predisposición a que estas fueran a buen puerto. De esta manera, la entidad deportiva de la Margen Izquierda y Nissan Lejarza se unen por un periodo de dos años, aportando la empresa una cantidad económica anual al club vizcaíno que no ha sido revelada. A través de este patrocinio, Nissan Lejarza lucirá su nombre en las camisetas de las dos equipaciones, así como en vallas en Las Llanas y en otros soportes publicitarios empleados por el equipo, como los habituales en las ruedas de prensa o en la celebración de diversos eventos.

El comercio local, otro apoyo

Pero el River contará también con el apoyo de su pueblo. El comercio local aparecerá en la elástica verdinegra. Según afirmó Castro, cada jugador llevará encima de su número el nombre de un establecimiento diferente. Se trata de otro logro conseguido en la dura batalla que los clubes modestos tienen que lidiar para obtener acuerdos de patrocinio con los que mantener el tipo en materia financiera. Esa búsqueda, de hecho, no para. «Seguimos peleando por un patrocinio para el pantalón», anuncia el presidente verdinegro.

Temas

Sestao

Fotos

Vídeos