El Ayuntamiento de Santurtzi explica los retrasos en las obras de la calle Santa Eulalia por carta

Las obras de la calle Santa Eulalia tenían que haber terminado en verano. / E. P.
Las obras de la calle Santa Eulalia tenían que haber terminado en verano. / E. P.

Vecinos y comerciantes han recibido una nota del concejal de Obras, Álvaro Aresti, que aclara los motivos de la demora en un proyecto que ya está en su recta final

ENEKO PÉREZ SANTURTZI.

Los vecinos y comerciantes de la calle Santa Eulalia de Santurtzi están recibiendo estos días una nota enviada por el Ayuntamiento local dando información detallada sobre el estado de las obras de esta vía. Unos trabajos que arrancaron en junio de 2016 y que, en un principio, deberían haber concluido hace medio año. Los retrasos que se han ido produciendo han generado frustración entre los residentes y, en mayor medida, entre los propietarios de los locales comerciales, que decidieron entregar a finales de noviembre un texto firmado por 725 personas en el registro de Alcaldía para expresar públicamente su «hartazgo» y solicitar que «se ponga fin a este sinsentido».

Este comunicado municipal que se está buzoneando, del cual responde el concejal de Obras, Álvaro Aresti, pretende aportar luz a las múltiples dudas que provocan unos trabajos que tienen como objetivo reformar de manera integral está céntrica arteria de la localidad marinera. «Debido a su envergadura y complejidad, este proyecto se está demorando en el tiempo más de lo que teníamos previsto en un principio», admite Aresti, quien explica que la vía «contaba con una red de servicios de más de 50 años de antigüedad y una imagen algo deteriorada».

El edil, que agradece encarecidamente la «paciencia y la comprensión de vecinos y comerciantes», también remarca que una de las prioridades en esta actuación ha sido la de «garantizar la total seguridad de las viviendas, los locales de la calle y del personal de la obra». En concreto, durante este tiempo se han ejecutado una serie de trabajos bajo tierra que se han basado «en la remodelación integral de las redes de abastecimiento de agua potable, las redes fecales y pluviales y la red de suministro eléctrico, además de ampliar la red de telecomunicaciones de fibra óptica para ofrecer una mejor conexión a internet», enumera el dirigente.

Mientras, en la superficie, el proyecto está enfocado en hacer que todos los pasos de cebra sean accesibles, en la creación de zonas de esparcimiento para los peatones, la instalación de nuevas luminarias y la renovación del pavimento con la colocación de una baldosa con sistema antideslizante, así como el asfaltado y el pintado total del vial. Por el momento, se desconoce cuándo van a terminar unas obras que, eso sí, ya han superado completamente dos de sus cuatro fases y encaran la recta final, según fuentes municipales, al acometer la tercera y la cuarta etapa de forma simultánea.

Mismo presupuesto

La falta de documentación «detallada y real» de las instalaciones e infraestructuras soterradas jugó una mala pasada a los responsables del plan de Santa Eulalia, que arguyeron hace unos meses que «hasta que no se ha excavado no se ha podido constatar el deterioro de las mismas». Y su estado era «peor» de lo que se preveía. Pese a todo, el cambio de planes no supone un incremento de la partida destinada a estos trabajos, que es de 1,4 millones de euros. «Entendemos que cuanto más tarde en finalizar, la empresa más tendrá que pagar a los operarios, pero es un precio cerrado», valoró Aresti a este periódico en abril.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos