La antigua Escuela Náutica de Santurtzi contará con una planta más

La alcaldesa y el concejal de Obras, frente al inmueble. /E. Pérez
La alcaldesa y el concejal de Obras, frente al inmueble. / E. Pérez

La reforma integral de este histórico edificio, que no entraba dentro de los planes del Ayuntamiento para este año, va a suponer una inversión superior a los 650.000 euros

ENEKO PÉREZSANTURTZI

La antigua Escuela Náutica de Santurtzi será una instalación moderna y accesible para el último trimestre de 2018. Así lo confirmó este jueves la alcaldesa, Aintzane Urkijo, quien dio la primera comparecencia relacionada con las obras que se están acometiendo desde septiembre en este histórico edificio, que fue construido en 1862 y que hasta la fecha «había sufrido unos pocos retoques y parches». Nada que ver con la reforma integral que se está ejecutando en estos momentos. El proyecto, que no entró dentro de los presupuestos programados para este año, va a suponer una inversión definitiva superior a los 650.000 euros, de los cuales 180.000 provienen de una subvención de la Diputación de Bizkaia.

Una de las grandes novedades de esta importante actuación será la construcción de una nueva planta en el bloque. Aprovechando la bajo cubierta existente, se va a reducir la altura de los dos niveles que había hasta ahora para crear un nuevo espacio que, eso sí, será de menor superficie que los que ya estaban. «Hemos reforzado la estructura del edificio para así poder tener un nuevo piso más donde irán las oficinas de las áreas de Igualdad y Prevención de adicciones», explicó la primera edil, quien agregó que «actualmente el resto de servicios relacionados con el departamento de Acción Social se encuentran en un local municipal de la calle Coscojales que carece de accesibilidad».

Actualmente se están desarrollando las fases de derribos interiores y acondicionamiento de fachadas exteriores. «La renovación del inmueble será total, pero vamos a mantener la estructura original para no perder ese aroma añejo que desprende un lugar con tanta tradición», apuntó el concejal de Obras, Álvaro Aresti. Los nuevos espacios, «rejuvenecidos y actualizados», estarán acompañados por un ascensor que será instalado en el interior del edificio «para hacer de este recinto un lugar completamente accesible para toda la ciudadanía», remató Aresti. Acometer esta actuación ya estaba en los planes del equipo de gobierno desde hacía unos años, pero tras analizar el bloque de forma detenida se llegó a la conclusión de que los trabajos tenían que arrancar «de manera urgente».

El entorno se reurbanizará

El proyecto servirá también para realizar una reurbanización del entorno de este espacio municipal, que contará con una plazoleta, una rampa de acceso al edificio y una explanada para mejorar las inmediaciones del lugar. «Siempre ha sido una de nuestras prioridades dotar de la máxima accesibilidad posible a todas nuestras dependencias municipales. Es una labor en la que hemos trabajado mucho en estos últimos diez años», remarcó la regidora jeltzale.

Tras 155 años de historia, este edificio ha acogido entre sus paredes a numerosas generaciones de santurtziarras. Además de su uso naval, sirvió en su día como juzgado, centro de educación preescolar e, incluso, como escuela de música. «A pesar de tener más de un siglo a sus espaldas, nunca se había hecho una reforma de semejante calado», desveló Urkijo, quien admitió que esta «es una obra muy importante para el Consistorio y para toda la localidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos