Agentes de paisano multarán en Barakaldo a quien deje la basura fuera de los contenedores

Contenedores de la recogida neumática de basuras en la calle Portu. / PEDRO URRESTI

Las patrullas, que actuarán en horario de mañana, tarde y noche, también sancionarán a quienes no recojan los excrementos de su perro

SERGIO LLAMAS BARAKALDO.

Los lemas y las buenas palabras para concienciar a los vecinos de que hay que tener Barakaldo limpio no han sido suficientes. Así que el Ayuntamiento ha decidido ponerse firme. A partir de ahora el problema de las bolsas de basura tiradas en la calle y de los excrementos de mascotas que no se recogen se abordará por la vía de las multas. La alcaldesa, Amaia del Campo, anunció ayer que la policía local comenzará a patrullar de paisano para vigilar estas prácticas e imponer sanciones. Según afirmó, los correctivos ya han empezado.

En abril, el Ayuntamiento inició una campaña de comunicación, incluida dentro del contrato de limpieza viaria, en la que pedía la complicidad de los ciudadanos para conseguir unas calles más limpias. «Hemos tratado de cambiar los comportamientos y las conductas de una manera positiva, pero, por desgracia, no queda más remedio que tomar medidas más drásticas», reconoció la alcaldesa, quien recordó que estos actos provocan malos olores, hacen aparecer ratas y generan una mala imagen de la ciudad.

Al poco de iniciarse la campaña se observó un aumento en el número de bolsas de basura que se quedaban en la calle. «Este tipo de actuaciones incívicas le provocan un gasto extra a las arcas municipales. Los camiones que recogen dos veces al día las bolsas que algunos dejan fuera nos cuestan medio millón de euros al año», apuntó.

Hasta 750 euros

La concejal de Seguridad Ciudadana, Yolanda Fika, avanzó que las patrullas de paisano se desarrollarán en turnos de mañana, tarde y noche. «Según la ordenanza de limpieza viaria, las multas por dejar la basura fuera de los contenedores van de 170 a 750 euros, y por no recoger los excrementos de las mascotas desde los 150 hasta los 750 euros. No queríamos llegar a esto, pero no vemos otra solución», razonó. También recordaron que hay un servicio gratuito de recogida de muebles y grandes electrodomésticos, llamando al teléfono 944 370 838.

Un problema con la central de basuras provoca mal olor en Urban

Desde hace tres semanas los vecinos del barrio baracaldés de Desierto-Urban vienen padeciendo un problema de malos olores relacionado con la central del sistema de recogida neumática de basuras. El PSE advirtió ayer que la incidencia, que ha provocado la queja de los vecinos, se manifiesta especialmente en la plaza de la calle Artes y Oficios. El grupo llevará al pleno una batería de preguntas para conocer las causas de lo ocurrido.

El equipo de gobierno confirmó ayer que los malos olores procedían de la central de basuras y advirtieron que en los últimos días se ha llevado a cabo un cambio de filtros para atajar el problema. Los portavoces municipales pidieron disculpas por las molestias y remarcaron que ya se han realizado mejoras en las instalaciones.

El concejal socialista, Carlos Fernández, reivindicó ayer que el barrio ya ha padecido durante muchos años las molestias del mal olor procedente de la depuradora de Galindo. «Cuando parece que está en vías de solución, surge este otro», lamentó.

Fotos

Vídeos