El Correo

Huyen de un centro de menores, roban un vehículo y embisten a un coche patrulla en Barakaldo

  • La Policía Municipal recibió el aviso este miércoles de que los detenidos, de 14 años, se encontraban realizando trompos en el barrio de El Regato con un turismo que tenía la puerta forzada

Dos menores, de 14 años, que se habían escapado de un centro de menores, fueron detenidos este pasado miércoles en Barakaldo, acusados de robar un coche y conducir de manera temeraria por el municipio, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de febrero cuando los agentes de la Policía Municipal fueron avisados de que en el barrio de El Regato había un coche conducido por menores que se encontraba realizando trompos a la altura de la antigua cantera. Al ir hacia la zona, los agentes se toparon con un vehículo que coincidía con la descripción facilitada y circulaba a gran velocidad en sentido contrario a ellos, por lo que le dieron el alto.

Al bajarse uno de los policías municipales y acercarse, el vehículo comenzó a circular marcha atrás, tratando de huir. En ese momento, los dos integrantes del vehículo se percataron de la presencia de otro coche patrulla, por lo que reanudaron la marcha hacia delante, colisionando con el primer coche policial. Los jóvenes bajaron entonces del vehículo y trataron de huir a pie, pero fueron interceptados por los agentes unos metros más adelante.

En las comprobaciones, la Policía Municipal detectó que la puerta del vehículo estaba forzada y tenía un puente hecho, por lo que se les imputa a los sospechosos un presunto delito de robo del vehículo y otro contra la seguridad vial.

Detenido un menor por robar en comercios

Por otra parte, la Policía Local de Barakaldo ha detenido al presunto autor de diferentes robos en comercios acaecidos en la localidad en las últimas semanas. Se trata de un menor de edad vecino de Bilbao, según ha informado el Ayuntamiento en una nota.

La detención se produjo el pasado martes en las inmediaciones de una pastelería que presentaba la persiana forzada, situada en la confluencia de las calles Avenida de La Libertad y Gabriel Aresti.

Los agentes interceptaron al sospechoso que tenía las palmas de las manos manchadas y llevaba entre sus pertenencias una hoja en la que estaba dibujado a mano un croquis con la ubicación de las comisarías de la Policía Local y de la Ertzaintza.

Las diligencias policiales han demostrado que las huellas halladas en la persiana de la pastelería corresponden con las del detenido, por lo que será puesto a disposición judicial, según ha señalado el Ayuntamiento en su nota.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate