El Correo

Movilla: «El penalti fue un golpe anímico importante»

  • El Barakaldo volvió a perder una oportunidad de asediar más de cerca los puestos cabeceros

La categoría está muy igualada y a los equipos se les hace difícil enganchar victorias consecutivas. El Barakaldo volvió a perder una oportunidad de asediar más de cerca los puestos cabeceros con la derrota en el ‘derbi de hierro’, un partido que empezó ganando y que en la segunda mitad cambió por completo. A juicio del técnico guadinegro, David Movilla, la primera parte estuvo «controlada», pero el penalti de la segunda mitad fue «un golpe anímico importante» que condicionó el partido.

«El Sestao entró mejor en la segunda parte. Nos metieron en nuestro campo, aunque en una buena transición hicimos el 1-2. Sin embargo, como la semana pasada, no tuvimos tiempo para manejar la situación. Fue sacar el centro y llegó el penalti. Se cargaron de moral. Fueron más intensos y agresivos», señaló ayer a este periódico. El gol de Barrenetxea, que supuso el 1-1 en el marcador en el minuto 59, dio a alas a los verdinegros. Sin embargo, sus pupilos llegaron «vivos» hasta los minutos finales: «En el 88 dimos un palo y Alain tuvo una ocasión clarísima».

Medio día del club

El conjunto de Lasesarre, por tanto, ya tiene la mente puesta en el siguiente compromiso, el de este domingo (18.00 horas) ante el Arenas, un partido en el que los socios tendrán que pasar por taquilla. La directiva ha decretado medio día de ayuda al club, por lo que los precios para los propietarios de un carné serán de 4 euros para las tribunas norte y sur, de 6 para la este, y de 8 para la oeste. Los niños accederán gratis. En el caso del público, las entradas cuestan 10, 15 y 20 euros, respectivamente. El tique infantil será de 3.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate