El Correo

Cientos de personas se echan a la calle en defensa de La Milagrosa de Barakaldo

Cientos de personas secundaron ayer la primera protesta del colegio concertado La Milagrosa, en Barakaldo, sobre el que pende la amenaza del cierre si no encuentra una forma de hacer frente al alquiler de las instalaciones, propiedad de la Fundación Miranda. Familiares de los 350 escolares del centro, estudiantes, antiguos alumnos y los 39 trabajadores de plantilla sacaron las pancartas a la calle para reivindicar la continuidad de una institución con más de medio siglo de historia. «La repercusión está siendo superior a la que esperábamos. Confiamos en que a principios de la semana que viene tengamos algún tipo de contacto porque esta respuesta lo merece», señaló el director, Juan Ortega.

El lunes, al finalizar las clases de la tarde, volverán a repetirse las movilizaciones en el centro. Un día después habrá una manifestación frente al Ayuntamiento de Barakaldo (17.30 horas) y el jueves, ante la delegación de Educación en Bilbao (18.00). La semana empezará además con una reunión de los padres de alumnos para decidir su siguiente paso, a unos días de que arranque el periodo de matriculación. «Si inscribimos a los hijos en otro colegio les damos una excusa más para que cierren. Y si no, te la juegas a que, si al final no sale adelante, se queden sin plaza y los manden a donde quieran», lamentó a pie de pancarta Kepa Sáez, uno de los padres. «Ahora mismo no sabemos qué hacer», afirmó David Rodríguez, otro afectado.

Participación infantil

«Tenemos que conseguir que se reúnan las Hijas de la Caridad –la congregación que ha anunciado su intención de abandonar la titularidad del centro–, la Fundación Miranda, el Ayuntamiento y el Gobierno vasco para que nos den una solución», planteó una de las trabajadoras, Leire Collazos. «Hasta entonces aquí nos van a tener», añadió. Los niños también participaron en la jornada de protesta. «A los alumnos hay que darles la oportunidad de crecer como personas. Hoy ellos querían hacer cosas por el colegio y demostrar lo que sienten», explicó el director.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate