El Correo

«No podemos fallar en los próximos cuatro partidos»

Joseba Rodríguez ‘Jaito’ asume la presión de este choque.
Joseba Rodríguez ‘Jaito’ asume la presión de este choque. / P. Urresti
  • El Trapagaran, a 2 puntos del play-off, sólo piensa en conseguir ganar este sábado al recién ascendido El Pilar Maristas

Regresa la liga en Primera Nacional y lo hace con la última jornada de la primera vuelta. Durante este parón navideño, el Trapagaran no ha perdido el ritmo competitivo y ha seguido con los entrenamientos semanales, llegando incluso a disputar un partido amistoso en Castro Urdiales contra el Santoña. La pretemporada navideña se cerró el pasado domingo con el encuentro de cuartos de final de la Euskal Kopa Copa, que enfrentó a los auriazules al Bidasoa Irún de la liga ASOBAL y que se saldó con una lógica derrota del conjunto minero por 23-32, lo que hace que sea el equipo fronterizo el que avance a las semifinales de este torneo.

Por tanto, toca pasar página y centrarse en la competición liguera, en la que hay mucho en juego. Tras la última victoria de 2016, las aspiraciones del inicio de temporada siguen intactas: el play-off está a tiro, en concreto a 2 puntos del Uharte, el actual morador de la segunda plaza. Sin embargo, las próximas cuatro jornadas se antojan cruciales para el ‘valle’, que es tercero. Tal y como señala el técnico Joseba Rodríguez ‘Jaito’ sus pupilos «no pueden fallar si no queremos descolgarnos de la lucha por el ascenso».

Por tanto, el encuentro de este sábado (Pabellón Colegio El Pilar Maristas. 18.30 horas) ante el El Pilar Maristas de Zaragoza, un conjunto recién ascendido que está cuajando un gran campeonato, se antoja clave para mantener vivo el sueño de jugar la promoción. No será nada fácil llevarse los 3 puntos del territorio maño. Los aragoneses se han adaptado muy rápido a la nueva categoría y ocupan una cómoda sexta plaza, a tan solo 5 puntos del Trapagaran y con la salvación casi en el bolsillo. «El hecho de saberse prácticamente salvados y tener la segunda plaza al alcance hace que puedan jugar sin presión», asegura el míster vizcaíno.

Viaje de cuatro horas

Asimismo, la escuadra amarilla tendrá que afrontar uno de los desplazamientos más largos. En un grupo con mayoría de rivales vascos tener que hacer cuatro horas de viaje en autobús previas al partido «puede acabar pasando factura», añade ‘Jaito’. Ya una vez sobre la pista, será fundamental controlar el ritmo del choque para llegar frescos al final y hacer que la pérdida de rotaciones por lesión y el cansancio acumulado del viaje no acabe pesando en los jugadores.

Si todo esto no fuera suficiente, a la lista de la enfermería se le ha sumado la importante baja de Eder Delgado. El joven lateral sufrió una lesión importante en una de sus rodillas durante el partido de la selección de Euskadi senior contra la de Túnez. Esto hace que los mineros pierdan el poco lanzamiento exterior que ya tenían, lo que les hará sufrir aún más en ataque. Por su parte, Pablo Arroyo, que se recupera de una operación de fístula, causará baja, y Aitor Idoyaga, con una rotura de fibras en el bíceps femoral de la pierna izquierda, se mantiene como duda hasta última hora.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate