El Correo

Ortuella recuerda la historia del municipio este domingo y abre la ermita de San Bernabé de Urioste

Hasta ahora, la ermita solo se abría el día de San Bernabé.
Hasta ahora, la ermita solo se abría el día de San Bernabé. / A. M. P.
  • Conmemora la Junta de los Tres Concejos de Somorrostro, que agrupaba también a Trapagaran, Santurtzi y Sestao y fue el germen de sus ayuntamientos

Los municipios de Ortuella, Trapagaran, Santurtzi y Sestao tienen una cita con la historia, una historia común que atesora la ermita de San Bernabé, en Urioste. Este domingo, entre las 12.00 y las 14.00 horas, el Ayuntamiento de Ortuella va a celebrar por primera vez una jornada de puertas abiertas en dicho enclave para recordar que allí, cada 1 de enero, se reunía la Junta de los Tres Concejos del Valle de Somorrostro, «una entidad clave en el desarrollo de la comarca hasta el siglo XIX», destacó ayer el alcalde de Ortuella, Saulo Nebreda, acompañado del concejal de Medio Ambiente, José Ángel Seijo, en su visita para poner a punto el inmueble.

Las asambleas de los Tres Concejos siempre se han hecho en la campa de esta bella ermita, enclavada en el barrio de Urioste. Se celebraban de forma ordinaria para la elección del regimiento el primer día del año y de forma extraordinaria en domingo o en festivo cada vez que la importancia de los asuntos así lo requería. En estas reuniones podían participar todos los vecinos que lo desearan. Allí se elegían a los representantes municipales de toda la zona ante la Junta de Avellaneda. También se trataban temas relativos a ordenanzas, arreglos de caminos vecinales o seguimiento y comprobación de las cuentas municipales.

Este sistema de organización foral perduró hasta mediados del siglo XIX. En 1845 se promulgó la Ley Municipal por la que se regulaban las administraciones locales, favoreciéndose la separación definitiva de los Tres Concejos y su conversión en Ayuntamientos autónomos a partir del 1 de enero de 1847. A pesar de todo, la Junta de los Tres Concejos se siguió celebrando para tratar temas comunes como el reparto de beneficios de los Altos Montes de Triano y las veneras.

Desde el siglo XVI

«Aquellas juntas dieron lugar a lo que hoy somos como pueblo», subrayaron Nebreda y Seijo. Ambos representantes a animaron a la ciudadanía no solo de Ortuella, sino también de Trapagaran, Santurtzi y Sestao –que entonces estaban integrados en los Tres Concejos– a participar el acto del domingo. Los visitantes se llevarán un díptico que explica este peculiar capítulo de la historia local. Un documento que también será repartido en los centros escolares de dichas localidades para que conozcan cómo empezaron a forjarse sus respectivos Ayuntamientos.

La jornada del domingo es toda una oportunidad para descubrir el sencillo interior de esta bella y pequeña ermita que está presidida por una talla de San Bernabé. El inmueble ha sido objeto de numerosas transformaciones desde su fundación, en fecha desconocida, aunque la primera noticia que habla de ella data de 1680. En su interior, quienes se acerquen podrán también empaparse de la historia del lugar a través de varios paneles ilustrativos con mapas y dibujos de la época.

«Un paso más»

Hasta ahora, la capilla únicamente se abría al público el 11 de junio, el día de San Bernabé, pero a partir de ahora, gracias a un acuerdo entre el Consistorio de Ortuella y el Obispado, se abrirá todos los años el primer domingo de enero para conmemorar la celebración de las Juntas de los Tres Concejos. «De esta forma, el Ayuntamiento da un paso más para ofrecer a todos los vecinos de estos municipios, y al resto de vizcaínos, un trozo de su historia», añadió Nebreda, que recordó que en junio se colocó en el exterior una placa en homenaje a todos los que formaron parte de esas reuniones.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate