El Correo
Una mujer admira la colección del museo de Gallarta.
Una mujer admira la colección del museo de Gallarta. / F. Gómez

El Museo Minero tiene una colección de millón y medio de euros

  • El centro presentó ayer dos estudios que han puesto precio tanto a los objetos que atesora como a su «valor social»

A lo largo de tres décadas los voluntarios del Museo Minero han desenterrado un tesoro de casi un millón y medio de euros (1.429.649 euros). Un estudio presentado ayer estima en esa cifra el valor de la colección de la que dispone el centro, ubicado junto a la corta de la mina Concha II, en Gallarta, y que se compone en total de unas 3.000 piezas. El mismo informe, elaborado por la empresa Espiral Ondarea, estima en 2,42 millones de euros el trabajo para extraer esos y otros 7.000 tesoros que no tiene valor museístico de las entrañas de la tierra. Labor hecha por medio centenar de personas de forma desinteresada durante estos años.

Esta última cantidad calcula el coste salarial que habría supuesto pagar a quienes se han encargado del rescate, la recuperación y el traslado de los objetos hallados en los yacimiento, así como su restauración. El representante de la empresa que ha elaborado el informe, Iñaki Izarzugaza, detalló que en ambos casos, tanto para conocer el valor de la colección como para evaluar los gastos de personal, las estimaciones se han realizado a la baja.

Además, el Museo Minero también dio a conocer un segundo estudio elaborado por el grupo de investigación ECRI (Ethical Cash Relationship Index), formado por profesores de la UPV y la Universidad de Deusto, que ha calculado el ‘valor social’ que genera el centro. Son 900.000 euros anuales, una cifra que contempla el impacto económico que tiene la instalación para el sector hostelero –unos 200.000 euros derivados de la llegada de visitantes–, su repercusión económica a través de los propios empleados, la Hacienda, las empresas suministradoras, y los servicios y ventajas que aporta a los ciudadanos. Estas últimas suponen más del 50%.

Un sistema pionero

«Hemos empleado un sistema similar al que se usa para calcular los ingresos que va a generar una empresa», explicó uno de los responsables del proyecto, José Luis Retolaza. El experto remarcó que se trata de una investigación pionera a nivel mundial al aplicar estas metodologías a un centro museístico. Así, por ejemplo, se han tenido en cuenta servicios que ofrecen las instalaciones como exposiciones, salidas o talleres para menores, y se han buscado precios de actividades similares que se desarrollan en el entorno, como por ejemplo los parques infantiles de bolas. «En 2015, el valor social ha supuesto 926.408 euros», puntualizó Retolaza, que extrapoló ese dato a los próximos ocho años y estimó un ‘valor social bruto’ de 7,4 millones de euros (5,3 millones descontando la financiación que prevé recibir de las administraciones públicas en ese tiempo).

La directora del Museo Minero, Haizea Uriblarrea, recordó ayer que el centro «es mucho más que una colección de materiales. Ante todo es un proyecto social en el que participa la ciudadanía». También los alcaldes y portavoces de los Ayuntamientos de Trapagaran, Abanto y Ortuella, que asistieron a la presentación, defendieron la importancia de las instalaciones en la comarca.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate