Los vecinos de Gorliz proponen crear un centro de día que incluya actividades intergeneracionales

Un grupo de personas pasean por la costa de Gorliz./pedro urresti
Un grupo de personas pasean por la costa de Gorliz. / pedro urresti

Sugieren también «sacar un mayor rendimiento a la playa y la costa» en el diagnóstico comunitario realizado en el municipio

TERRY BASTERRA

Saltar las barreras de la edad y unir en un mismo espacio a jóvenes y mayores para la realización de diferentes actividades intergeneracionales. Esa es una de las principales demandas de los vecinos de Gorliz, según se recoge en el diagnóstico comunitario del municipio, hecho público por el Ayuntamiento. La propuesta, a la que se ha denominado centro de día global, fue la que recibió más apoyos de las personas que integran la red local del Osasun Sarea de este municipio.

La voluntad de los vecinos es que este equipamiento cubra dos de las prioridades trasladadas ya en un taller celebrado el pasado septiembre, por un lado disponer de un centro de día que atienda a los mayores con un cierto grado de dependencia y, por otro, organizar allí actividades intergeneracionales. En otros puntos de Bizkaia ya existen iniciativas de este tipo. En Barakaldo el nuevo topaleku juvenil se abrió en el mismo edificio en el que se encuentra ubicado un centro de día. Se busca así, además de dar los servicios correspondientes a estas dos franjas de edad, facilitar el establecimiento de relaciones intergeneracionales entre los usuarios de ambos equipamientos. En Gorliz los grupos de trabajo del Osasun Sarea proponen desarrollar una iniciativa similar.

La del centro de día global no es la única de las acciones que se demanda en el diagnóstico comunitario. También «sacar un mayor rendimiento de los recursos naturales como la playa y la costa para programar actividades» de ocio y saludables. Entre estas incluyen el yoga, el taichí o la organización de rutas por el monte.

La familia centra otras dos de las demandas principales que se recogen en este documento. Por un lado se solicita el «disponer de un lugar cubierto» en el que padres y niños puedan desarrollar en invierno actividades distintas a las que pueden hacer en sus casas. Para ello plantean, como posible solución, disponer de una la ludoteca con horarios amplios. En una línea similar proponen cubrir los columpios al aire libre para que puedan ser utilizados por los pequeños los días de lluvia.

Estas propuestas son las que han obtenido un mayor respaldo han obtenido por los representas de los diferentes agentes sociales elegidos para definir acciones encaminadas a promover «el bienestar y la salud de la ciudadanía». Y para ello se tienen en cuenta «factores que van más allá de la atención sanitaria», como pueden ser el estilo de vida, la naturaleza o la educación, con el fin de que, según se recoge en el diagnóstico comunitario, los vecinos de Gorliz «seamos más felices y vivamos mejor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos