en Andra Mari

«Sin zonas verdes, el aire será irrespirable», dice la plataforma. / T. B.
«Sin zonas verdes, el aire será irrespirable», dice la plataforma. / T. B.

Tosu Betirako y otros colectivos se manifestarán mañana por el parking de Ibarbegoa y el plan para levantar 263 pisos en Ormaza

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

Tosu Betirako exige la paralización de la construcción del parking disuasorio de Andra Mari, cuyas obras han generado polémica entre los vecinos, porque la maquinaria pesada impide el paso a sus viviendas. Representantes de este colectivo anunciaron ayer que proseguirán con las movilizaciones en contra de la edificación de este aparcamiento subterráneo de 304 plazas. Mañana, a partir de las 17.00 horas, han convocado una manifestación de protesta– la cuarta que se celebra– que saldrá desde la estación de Bidezabal y que será secundada por otros colectivos, porque aseguran que la urbanización de todo el barrio de Andra Mari ya ha arrancado.

«La construcción ya ha comenzado. Habrá obras en Ormaza y ya han dado la orden de que desalojen una casa de aquí al lado en un plazo de ocho meses», explican. El desarrollo de esta parcela, ubastante próxima, ya está acordado por el gobierno local –formado por PNV y PSE- y el PP, que han decidido redensificarla para que se construyan más pisos de protección oficial en esta zona, calificada como edifable por el PGOU y donde habrá 147 pisos libres y 116 de VPO. Tosu Betirako considera que se acerca el fin de las áreas rurales de Andra Mari y que el aparcamiento disuasorio será la espoleta que desate la presión sobre los terrenos para la edificación de pisos y de un parque empresarial. «Quitarán el verde y construirán en su lugar. Que dejen de destruir el Getxo verde», piden.

Temas

Getxo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos