Urduliz se blinda contra el botellón

Los especialistas estarán la noche del sábado en el meollo del jolgorio para charlar con los jóvenes. / VIRGINIA URIETA
Los especialistas estarán la noche del sábado en el meollo del jolgorio para charlar con los jóvenes. / VIRGINIA URIETA

El municipio estrena un proyecto para evitar los nocivos efectos del alcohol en la juventud. Un equipo de psicólogos y educadores trabajarán en la calle en las fiestas

VIRGINIA URIETA URDULIZ.

«Ante un episodio de intoxicación etílica, a la persona afectada se le lleva en ambulancia. Pero ¿quién atiende a los amigos que se quedan ahí, seguramente, llorando? También es una situación de emergencia, sobre todo si es la primera vez que les sucede algo así. Una pelea, una discusión de pareja, una mala noticia... Todas requieren de apoyo y nosotros vamos a estar ahí». Adriana Daza, Andrea Vergniory, Jon Portillo, Gorka Tobalina y Olatz Iza, de entre 23 y 26 años, forman parte del equipo de especialistas que este sábado desarrollará durante las fiestas de Urduliz la iniciativa 'No pases de largo. Historias del botellón' que la APS Centros Privados de Salud Mental ha puesto en marcha con la colaboración del Consistorio y la Obra Social La Caixa y el objetivo de prevenir las consecuencias del consumo de alcohol entre los jóvenes.

Ellos se 'pasearán' por el recinto festivo para que cualquiera que lo necesite demande su ayuda o, simplemente, su conversación. Su principal foco de actuación serán chicos de entre 12 y 24 años que acudan a la localidad la noche del sábado. Asumen que la fiesta es imprevisible pero como jóvenes con sus particulares vivencias saben más o menos lo que se van a encontrar. «Nosotros también lo hemos vivido», valoraba ayer Iza, durante la presentación de la iniciativa, encabezada por el alcalde de Urduliz, Javier Bilbao; el abogado de la Asociación para la Promoción de la Salud Mental, Unai Olabarrieta; el presidente, Juan Luis Mendívil; y el director de área de Caixabank, Francisco Javier Montoya.

El proyecto piloto, pionero, cuenta con varias fases que se complementan.

Sensibilización

«Hay una primera parte de concienciación y sensibilización a través de diferentes acciones, como una charla informativa para abordar el fondo del problema y la necesidad de implicarse» ( y que se celebró ayer impartida por el propio Mendívil). Además de la intervención in situ, se propone una psicoterapia grupal para todos los que quieran acercarse y un punto de encuentro para situaciones difíciles en el que se trabajará de manera más individualizada, explicaron los expertos, que avanzaron que también desarrollarán acciones preventivas en aulas y otros espacios con cortos o teatros, entre otras actividades. El sábado, durante las fiestas, la 'terapia grupal' a todo el que quiera pasarse se llevará a cabo en la antigua aula de Cultura de 23.00 a 3.00 horas.

Dos profesionales con amplia experiencia en el trabajo en grupo, cinco coordinadores y diez voluntarios estarán allí. Asimismo, dentro del recinto festivo se dispondrá de un punto de información en un lugar destacado y visible con psicólogos y voluntarios donde se ofrecerá información. Todos establecerán comunicación con otros equipos externos como la DYA o la Policía si fuera necesario. «Es una iniciativa muy interesante -agradeció el alcalde-. Hay veces que, como parte política, la Administración no sabe muy bien qué hacer ante fenómenos como éste. Por eso estos pasos son importantes, y estamos seguros de que los resultados van a ser positivos», indicó. El próximo domingo, explicó Olabarrieta, el grupo de expertos se reunirá para evaluar la acción, sus resultados y tomar decisiones de corrección, mejora o desarrollo en el futuro. «Lo importante es la cercanía. Se trata de sacar la psicología a la calle, fuera de la zona de confort y que también vean que no es nada del otro mundo», zanjó Daza, psicóloga voluntaria.

Fotos

Vídeos