Un túnel para acabar con las 200 horas de atascos anuales en La Avanzada

Miles de vehículos pasan a diario por La Avanzada./MANU CECILIO
Miles de vehículos pasan a diario por La Avanzada. / MANU CECILIO

El diputado de Desarrollo Económico, Imanol Pradales, defendió que es una «solución integral» a los puntos vulnerables de las carreteras vizcaínas

OLATZ HERNÁNDEZ

«Tenemos tres puntos de congestión en las carreteras de Bizkaia: La Avanzada, Rontegi y la recta del Max Center en la A-8». El diputado de Desarrollo Económico, Imanol Pradales, resumía así en Juntas Generales los datos recabados en 2016 por el Centro de Movilidad de Malmasin (MKZ). El centro cuenta con un sistema de sensores y cámaras que revelan los «puntos vulnerables» de Bizkaia. «Se registraron 200 horas de atascos en La Avanzada y 100 en Rontegi y la recta del Max Center en la A-8, esto muestra un problema de capacidad estructural y que requiere de alternativas de trazado».

La Diputación presentó la alternativa el 10 de mayo: un túnel subfluvial que une Getxo y Portugalete y la conexión entre la Supersur y la AP-68, que permitirá descargar el tráfico de los puntos de congestión habituales. Rontegi, la única vía que une ambas márgenes de la ría está al límite de su capacidad, con una media de 145.000 vehículos diarios. «Todo apunta a que el tráfico va a ir a más y esta es una solución integral que nos permitirá ganar en competitividad y comunicación».

Se barajaron otras opciones como el puente giratorio de Axpe o el puente de Lutxana. Pradales aprovechó su intervención para defender la construcción del túnel, «la mejor en cuanto a tráfico captado», pero también la alternativa más cara con 380 millones de euros de inversión. «Axpe captaba tráficos ya avanzados, casi en Rontegi. Además los puentes afectaban a la navegabilidad de la ría», ha expuesto Pradales.

Un proyecto «sin debate»

Por su parte, los grupos de la oposición han criticado la forma en la que se ha presentado el proyecto. «Ha habido tres alternativas a Rontegi, una por Diputado General. Nos parece muy bien que se presente, pero no antes del Planteamiento Territorial Sectorial de carreteras (PTS)», ha argumentado Jesús Isasi del Partido Popular. Podemos también ha incidido en la «falta de debate, consenso y pluralidad» en las decisiones de la Diputación. «La Supersur tiene un problema de funcionalidad y sus números de uso y costes no se han cumplido», ha agregado Nuria Atienza.

Según afirma Pradales la «funcionalidad total» de la Super Sur se solucionará con su conexión con la AP-68. «Hoy en día 14.000 vehículos pasan a diario por esta carretera, el 25% de los cuales son camiones. Además se ha registrado un 7% más de tráfico en los cuatro meses de 2018», ha informado. EH-Bildu afirmó que esta intervención «condiciona todas las intervenciones de la siguiente década». La juntera Onintze Oleaga puso en duda la apuesta de la Diputación por el transporte público: «Se gastarán millones para evitar colapsos y ahorrar unos minutos de viaje», criticó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos