LAS CLAVES

Una tubería de 8 kilómetros mejorará el abastecimiento a Uribe Kosta y Mungialdea

Gráfico de la conexión. /ISABEL TOLEDO
Gráfico de la conexión. / ISABEL TOLEDO

Las obras finalizarán en 2019 y costarán más de 11 millones. El conducto se alargará, en el futuro, a Bermeo y Busturialdea

GABRIEL CUESTA GETXO.

El Consorcio de Aguas comenzará a mediados de este año una obra de gran calado para mejorar el abastecimiento a los municipios de Uribe Kosta y Mungialdea, que suman más de 80.000 vecinos. La entidad va a acometer un proyecto de dos fases presupuestadas en más de once millones y medio de euros, sin IVA. El tajo servirá para unir el ramal que nutre de agua a la comarca de Uribe Kosta con la arteria que abastece a Mungialdea. Para ello se instalará una nueva tubería que conectará Sopela con Mungia, pasando Gatika. El tramo entre Sopela y Butrón ya fue finalizado en 2014 por un coste de cerca de 5 millones de euros, y ahora se prolongará con una tubería de ocho kilómetros de longitud para que llegue al polígono de Zabalondo, en Mungia.

Las obras se dividirán en dos lotes. La primera comenzará a ejecutarse en el segundo trimestre por más de 7 millones, con un plazo estimado de un año y cuatro meses de duración. En este tiempo, se habilitará un tramo de cinco kilómetros de tubería que enlazará Butrón con un depósito situado a medio camino hacia Mungia, que servirá como enlace. El segundo conducto partirá desde este punto hasta el polígono Zabalondo a través de tres kilómetros. Comenzará a construirse durante el tercer trimestre y deberá estar finalizado antes de 2020.

Esta parte costará aproximadamente cuatro millones y medio de euros. El plazo de presentación de ofertas para ambos lotes finalizó en diciembre, y el Consorcio decide qué empresa especialista será la encargada de la actuación, que pretende garantizar un suministro de agua potable de calidad a estas dos comarcas.

Estas comarcas no tienen suficientemente garantizado el suministro en caso de averíaUna sala de válvulas en Gatika permitirá controlar el caudal que se trasvase de un sistema a otro

Ahora, la arteria principal que nutre de agua a la Margen Derecha parte de la estación de tratamiento de agua potable situada en Venta Alta (Arrigorriaga), pasa por Artxanda y llega hasta el depósito de Kurkudi de Leioa, de donde sale la tubería hacia Uribe Kosta, que termina en Gorliz. La red que abastece a Bakio también parte de Artxanda y discurre hacia la costa pasando por Derio y Mungia.

Pero todas estas poblaciones, admitió el gerente del Consorcio de Aguas, Pedro Barreiro, «no tienen suficientemente garantizado el suministro en caso de posibles emergencias u operaciones en la red, y dependen de la autonomía de los depósitos de regulación próximos». La garantía resulta, en la mayor parte de los casos, inferior a 24 horas. Es decir, pueden quedarse sin agua en el grifo si se produce una avería que dure más de un día. Un problema que solucionará esta intervención, explicó.

Bajo el río y la carretera

Con esta nueva tubería, la red tomará una forma circular que permitirá que el agua pueda fluir en ambas direcciones y ninguna comarca quede desabastecida. Si surge un problema en el ramal de Uribe Kosta, el líquido podrá llegar a través de la futura tubería que estará conectada con la red de Mungialdea y viceversa. «Es un sistema similar al que se esconde en el subsuelo del Bilbao metropolitano», explicó el gerente del organismo. El Consorcio prevé que esta nueva red suministre en el futuro también a Bermeo y a Busturialdea. Una nueva arteria conectaría Mungia con estos municipios. De hecho, los trabajos incluyen las labores para posibilitar el empalme.

Instalar el tubo requerirá, eso sí, un trabajo ingente por un terreno montañoso y salpicado de obstáculos. La conducción que transportará el agua tendrá 600 milímetros de diámetro, y estará, a su vez, «envuelta» en otras dos más gruesas, de 650 y 900 milímetros, que la servirán como protección. El conducto discurrirá soterrado en el 96% de su longitud (7.773 metros). Transcurrirá por debajo del río Butrón en dos ocasiones, y también bajo la carretera BI-634. Además, la obra incluye la construcción de una sala de válvulas en Gatika que permitirá controlar el caudal de agua que se trasvase de un sistema a otro en caso de necesidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos