Tributo a «la segunda juventud»

Solo la mujer más mayor de entre los homenajeados, Amelia Martín, de 105 años, faltó a la fiesta . / IGNACIO PÉREZ
Solo la mujer más mayor de entre los homenajeados, Amelia Martín, de 105 años, faltó a la fiesta . / IGNACIO PÉREZ

La asociación de jubilados Lagun Artea de Sopela homenajeó ayer a 8 de sus socios más veteranos, de entre 85 y 105 años

GABRIEL CUESTA SOPELA.

La tercera edad es la segunda juventud para disfrutar de la vida. Y algunas asociaciones de jubilados, como Lagun Artea de Sopela, ayudan a las personas mayores desde hace 30 años. Ayer, los socios rindieron un homenaje a ocho de los más veteranos. Un total de cinco mujeres y tres hombres que llevan varias décadas ligados a la entidad. Todos ellos recibieron una placa conmemorativa y un ramo de flores por sus años de afiliación a Lagun Artea.

La más longeva estuvo ausente. Es Amelia Martín y tiene 105 años. En su representación fue su hija, Carmen Pérez, que quiso «dar las gracias a la asociación por acordarse siempre de ella». «Está muy contenta por este reconocimiento, pero no ha venido porque este tipo de celebraciones con tanta gente la agobian», dijo, antes de presumir de madre. «Mírala. Ahí la tienes cuando se le hizo el homenaje cuando cumplió 100 años», afirmó orgullosa mientras señalaba un cuadro de la pared de la sede en el que aparecía su ama sonriente.

Las otras cuatro homenajeadas sí asistieron a la fiesta. Todas ellas tienen 89 años. Una de ellas fue Ignacia Garmendia. «Estoy muy contenta. Tengo que dar las gracias por tener salud con tantos años», sostuvo esta vecina, que acude a diario al centro para reunirse con «sus amigos». Su día favorito es el sábado, porque le «apasiona el bingo».

650 miembros

Los tres varones condecorados tienen 86 años. Bueno, Isidoro Calvo los cumplirá en apenas un mes. «No vengo todos los días porque me queda un poco lejos de mi casa, pero siempre que hay fútbol o partido de pelota vengo a verlo junto a los demás socios», explicó este vecino, que lleva 30 años ligado a un Hogar en el que «todos somos amigos». El resto de premiados fueron Carmen Rodríguez, Victoria Elorduy, Victoria León, Valentín González y José Fontaneda. La tarde fue amenizada por el grupo de danza juvenil Eguskilore y la actuación del coro de la propia asociación. Después de la merienda, se sortearon tres cestas de Navidad. Una entre los socios de Lagun Artea y dos entre los asistentes. La asociación tiene más de 650 miembros y organiza diversas actividades para «potenciar el ocio de los mayores». Senderismo, excursiones, cartas, bailes, gimnasio... «Hay que disfrutar de la segunda juventud entre amigos», asegura Aurelio García, su presidente. En representación del Ayuntamiento de Sopela acudió la concejala Naiara Ibarzabal. «Siempre apoyamos a la asociación. Es importante reconocer a los mayores. Con fortuna, todos pasaremos por la tercera edad», dijo.

Temas

Sopela

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos