Sopela ayudará a los vecinos con rentas bajas a pagar el alquiler con hasta 250 euros al mes

Bloques de pisos en Sopela/PEDRO URRESTI
Bloques de pisos en Sopela / PEDRO URRESTI

El plazo para optar a las subvenciones, las primeras de estas características en el municipio, finalizará el día 4 de enero

T. BASTERRA SOPELA.

El Ayuntamiento de Sopela acaba de convocar una línea de ayudas al alquiler de vivienda en el municipio. La dotación es de 40.000 euros y está dirigida a dos grupos de edad; a los vecinos de entre 18 y 36 años y a los de 37 en adelante. Para cada grupo hay destinados 20.000, aunque la partida podrá ampliarse. El alcalde, Gontzal Hermosilla, destaca que el Ayuntamiento «convoca por primera vez estás ayudas» para facilitar el acceso a la vivienda. El regidor espera que la iniciativa sea bien acogida y que sean numerosas las personas que realicen la solicitud en un municipio que, como afirma, «no es precisamente barato. Somos totalmente conscientes de que en Sopela existen personas con dificultades para pagar el alquiler, y por ello queremos garantizar a todas el derecho a una vivienda digna». Además, añadió que «estamos dirigiendo nuestros esfuerzos a promover una política pública de vivienda que fomente el alquiler con rentas a unos precios razonables».

Los interesados podrán realizar su solicitud antes del 4 de enero en el registro general del Ayuntamiento, o en la Oficina de Atención Ciudadana ubicada en la calle Gatzarriñe de Larrabasterra. Los requisitos serán llevar al menos un año residiendo en Sopela y ser titular de un piso de alquiler en la localidad, excepto si incurren determinadas excepcionalidades, como ser una persona en extrema necesidad, en situación de exclusión social, o víctimas de la violencia de género o con una discapacidad grave. Las personas que vivan solas podrán optar a una de estas ayudas, de entre 100 y 250 euros al mes, siempre que no ganen más de 25.000 euros brutos al año. Los hogares en los que convivan dos o más personas podrán acceder a las subvenciones si ingresan menos de 32.000. La cuantía se abonará mediante un pago único y dependerá de la renta de los beneficiarios: a más ingresos, menor será el importe de la subvención. Desde el PSE, formación socia de gobierno del PNV en Sopela, la valoración es positiva. Aunque lamentan que «cada día vemos como más jóvenes se ven obligados a marcharse a otros municipios con alquileres más baratos» al no tener tampoco Sopela unas viviendas de alquiler social.

Estudio de pisos vacíos

La oposición ha acogido la medida de forma satisfactoria, aunque los grupos no dudan en criticar algunos aspectos. Para EH Bildu la convocatoria de estas ayudas para el 2017 se abre «tardísimo», cuando «estaban pactadas para el 31 de marzo». DB-TU lamenta el retraso de esta convocatoria y que se haga con un plazo tan reducido para presentar las solicitudes.

Para Orain, la partida de 40.000 euros es «mínima» e insuficiente para atender las necesidades existentes. Mientras, la edil no adscrita, Manuela Ruiz Vivanco, comparte sus críticas por este retraso y el breve plazo para presentar solicitudes. También lamenta que el Ayuntamiento no haya realizado un estudio sobre las viviendas vacías. La concejala asegura que el Consistorio cuenta con los 14.000 euros para realizar este estudio que aún no se ha llevado a cabo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos