El Romo se reconcilia con la victoria tras cuatro derrotas consecutivas

El plantel endosó 30 tantos al Eibar la última jornada. / E. C.
El plantel endosó 30 tantos al Eibar la última jornada. / E. C.

El equipo ya saca la cabeza de los puestos «peligrosos» de la tabla. Ahora, quiere vencer al Maristas de Zaragoza

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA GETXO.

El Club Balonmano Indupime Romo regresó a la senda de la victoria después de cuatro derrotas consecutivas contra equipos llamados a liderar la clasificación al imponerse por 30 a 22 al Eibar. Con este resultado el equipo suma cuatro puntos que les sitúan en la undécima posición de la clasificación y les permiten sacar la cabeza de la parte peligrosa. El míster, Rubén Martín destacó que «realizamos un gran trabajo pese a que nos faltaba gente importante como Alberto y Morales». En este sentido, resaltó el realizado por el portero Josu, que «paró un 32% de los lanzamientos, un buen porcentaje». La clave de este triunfo radicó en «el buen inicio de la segunda parte, de donde nos fuimos con una ventaja de trece goles».

Una circunstancia que el técnico aprovechó para «dar minutos a toda la plantilla». También tuvo un efecto balsámico debido a que «de no ganar nos hubieran venido a la cabeza fantasmas de pasadas campañas», en las que el equipo coqueteó con el descenso. Este resultado viene a confirmar las buenas sensaciones que transmite el Romo en todos sus partidos, a excepción de frente al Dominicos. Martín reconoce que los resultados no les han acompañado en las anteriores jornadas toda vez que «al jugar contra equipos muy superiores te falta ese plus para cerrar los partidos». La próxima cita será en el terreno de juego del Pilar Maristas de Zaragoza, el sábado, a las 18.30 horas. De obtener la victoria, sería la primera fuera de su feudo de Gobela, «donde debemos ser muy fuertes y hemos sumado dos victorias de los tres encuentros disputados. Ahora tenemos la asignatura pendiente de ganar a domicilio». El 'míster' del Indupime Romo no podrá contar para este desplazamiento con los lesionados Alberto y Morales, que están en pleno proceso de recuperación. Morales «recayó el lunes de su esguince y prefiero guardarle para el derbi vizcaíno frente al Trapagaran», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos