La residencia municipal de Getxo estrena un servicio de atención diurna para 12 usuarios

La concejala de Servicios Sociales, Elena Coria, posa en el equipamiento, que abrirá por la mañana. / A. G.
La concejala de Servicios Sociales, Elena Coria, posa en el equipamiento, que abrirá por la mañana. / A. G.

El Consistorio aún no ha fijado la tasa que deberán abonar los beneficiarios, mayores de 65 años con dependencia leve

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

La residencia municipal del Sagrado Corazón ya ha puesto en marcha un servicio de atención diurna especial, con capacidad para 12 usuarios. El centro funciona por las mañanas y va enfocado a complementar la atención ofrecida a esa parte de la población que sufre un deterioro menor que el preciso para acudir al centro de día que abrió la Diputación en el municipio. Estas instalaciones están enfocadas a mayores de 65 años en riesgo o situación de dependencia de grado I, que es el baremo certificado que aplica el organismo foral. Será obligatorio estar empadronado en el municipio y solicitar el alta en el servicio en el área de Bienestar Social.

Aquí se ofrecerán «una serie de prestaciones estimulativas, rehabilitadoras, educativas y de ocio que les ayuden a mantener su autonomía, además de contribuir a su socialización», explica la concejala de Servicios Sociales, Elena Coria. Las instalaciones disponen de televisión, pizarra digital, libros, diferentes juegos y un gimnasio para fisioterapia, así como juegos y actividades beneficiosas para mantener la memoria. Como explicó la responsable de Servicios Sociales, en los centros de día se beneficia la salud física y mental de las personas para intentar que el deterioro se retrase lo máximo posible.Las instalaciones abrirán de 11.15 a 14.45 horas.

Otra cuestión es que se puede optar a comer en la propia residencia, lo que facilita a las personas cuidadoras la conciliación de la vida laboral y familiar, dándoles además la posibilidad de disponer de más tiempo de «respiro». Coria destacó que «este servicio es compatible con los de teleasistencia y ayudas a domicilio, con las prestaciones económicas para cuidados en el entorno familiar y asistencia personal, y con la estancia en servicios municipales de alojamiento para personas mayores».

Habitaciones individuales

Aun así, todavía se desconoce la tasa que deberán abonar los beneficiarios del servicio. La fijará la ordenanza fiscal de asistencia y estancia en la residencia municipal, que deberá ser modificada para incorporar el precio de este nuevo recurso social, y pasar por el pleno para su aprobación. Si el asunto se tratara en el de este mes, después habría que publicarlo en el boletín oficial correspondiente y abrir un período de alegaciones, con lo que probablemente no se aplicaría la tasa antes del año próximo.

«Es un servicio que vemos positivo. Nosotros aprobaremos la tasa que se les quiera cobrar, si se toma en cuenta la renta de los usuarios», admitió el portavoz del PP, Eduardo Andrade. La residencia municipal también vivirá otros cambios. Contará con un alojamiento para personas mayores en situación de dependencia leve en un plazo de unos cuatro años. Y aumentarán el número de habitaciones individuales para favorecer el derecho a la intimidad de las personas que viven allí.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos