Recurren una indemnización a un edil del Gobierno de Barrika

El alcalde aprobó reintegrarle 8.705 euros porque su pensión dejó de estar parcialmente exenta de impuestos tras cobrar dietas municipales

VIRGINIA URIETA BARRIKA.

EH Bildu ha puesto un recurso contra el pago de una indemnización a un concejal del equipo de Gobierno que interpuso una reclamación patrimonial. Un decreto de Alcaldía dio en junio el visto bueno a una petición de su teniente de alcalde, Vicente García, para que el Consistorio asumiera 8.705 euros que tuvo que pagar a Hacienda. García cobra una pensión y, al ser mayor de 55 años, tributa el 75% de la base reguladora. Es decir, debe pagar el IRPF correspondiente a un sueldo de 28.300 euros, aunque sus ingresos sean más elevados. Durante 2015 recibió 4.725 adicionales en dietas por su asistencia a los órganos de decisión del Ayuntamiento, como plenos y comisiones. Cuando Hacienda le remitió la declaración de ese año, se encontró con que le exigía abonar casi el doble de lo percibido en el Consistorio, 8.705 euros. Y es que al declarar las dietas junto con la prestación por incapacidad permanente que tiene reconocida por la Seguridad Social, la pensión dejó de estar tributariamente exenta, por lo que la cantidad que tuvo que declarar fue de 52.054 euros. Ello supuso que tuviera que ingresar 8.705 en las arcas forales en lugar de los 448 que le hubieran correspondido si no hubiera trabajado para el municipio.

Daño

El informe jurídico que avala su reclamación patrimonial «aprecia un nexo entre la actividad normal del Ayuntamiento y el daño sufrido por el reclamante». Por ello, el Consistorio le reconoce las «lesiones» sufridas «como consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos». Vicente García anunció que no cobrará la cantidad hasta que se resuelva cualquier recurso que la oposición pudiera presentar. EH Bildu ha solicitado ya que se declare nulo el decreto que acepta su «escandalosa» petición. «Antes de ser concejal electo ya estaba obligado a pagar a Hacienda, por lo que el argumento de solicitar al Ayuntamiento el 100% de lo que tuvo que pagar al fisco queda completamente invalidado», explicó el portavoz de EH Bildu, Asier García. A su juicio, tampoco existe daño o lesión derivada del funcionamiento de la Administración local pues Hacienda excluye los gastos de viaje y desplazamiento que las instituciones asignen a cada cargo de tributación. «Por tanto, si las dietas respondiesen a esto éstas quedarían exentas. Debería reclamar, en todo caso, a Hacienda por no contemplar sus dietas como exentas, pero en ningún caso al Ayuntamiento». El edil recordó también que en un municipio del tamaño de Barrika no es obligatorio cobrar dietas y que el propio García contribuyó «con su voto a aprobar el sistema de retribuciones por el cual se siente perjudicado ahora».

Fotos

Vídeos