«Queremos zonas para perros sueltos en Sopela»

Dos de los miembros de la plataforma. / PEDRO URRESTI
Dos de los miembros de la plataforma. / PEDRO URRESTI

Los vecinos en defensa de parques para el ocio canino piden que se les permita ir libres en áreas seguras y en las que no causen molestias

GABRIEL CUESTA SOPELA.

En Sopela viven casi 3.000 perros. Una cifra significativa si se tiene en cuenta que la localidad cuenta con 12.672 vecinos. La comunidad canina tiene su representación a través de la plataforma 'Perros de Sopelana', que se encuentra en plena recogida de firmas para que los parques de la localidad que cumplan ciertas características se habiliten como zonas de esparcimiento al considerar insuficiente que solo se permita estar a los canes sin correa en el nuevo centro agility, inaugurado en septiembre. «Es competencia del Ayuntamiento designar las zonas en la que los perros puedan estar sueltos. No pedimos ninguna inversión, sino que se permita que paseen sin correa por los parques en los que no se moleste a nadie, no haya áreas infantiles y no sean propiedad privada», reivindica Michael Mieve, uno de los seis miembros que conforman la plataforma, que nació hace ocho años para exigir la modificación de la ordenanza municipal de playas, que prohibía acceder a los perros a los arenales durante todo el año.

Alternativas a coste cero

Su reivindicación dio sus frutos. Los canes desde entonces pueden disfrutar del mar y la arena entre noviembre y abril, ambos meses incluidos. Ahora la asociación se ha «reactivado» para que los perros puedan pasear sin ataduras por los espacios verdes. Desde el punto de vista del colectivo, la localidad tiene «muchas zonas» para satisfacer su demanda «a coste cero». «Hay espacios en los que no hay juegos para niños y en los que no se molestaría a nadie si se vigila a los perros de una forma responsable, que no suponen un peligro para el animal. Recalcan, además, que «en ningún caso» se solicita la creación de un nuevo espacio. «Solo pedimos no ser menos que otras localidades vecinas», desliza Patricia Alfonso.

La plataforma está «a la espera» de poder hablar con los diferentes grupos municipales. Seis miembros fundadores más varios simpatizantes conforman el colectivo, con más de 300 seguidores en su red social. También han pegado más de 100 carteles en diferentes calles del municipio para dar a conocer su postura. Y es que denuncian que la aplicación de la ordenanza municipal que impide ir sueltos a los perros se ha endurecido desde la inauguración del nuevo agility.

El Ayuntamiento construyó esta área –por valor de 16.300 euros- con el fin de que los canes pudieran jugar allí. El espacio cuenta con pasarelas, slaloms, tuneles, balancines… «No es una zona de esparcimiento. Ni siquiera es grande. Es un circuito de habilidad en el que como mucho pueden estar dos perros a la vez», considera José Carlos Ugalde. «No puede haber solo una zona para tantas mascotas. Cada perro es un mundo… Es bueno tener espacio de sobra».

Temas

Sopela

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos