Eduardo Zubeldia: «Queremos más apoyo de la afición en las regatas»

Zubeldia posa en la sede de Arkote. / PEDRO URRESTI
Zubeldia posa en la sede de Arkote. / PEDRO URRESTI

El nuevo dirigente del Arkote mantendrá una línea continuista para consolidarse en la ARC1 y fomentar la cantera

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA PLENTZIA.

El nuevo presidente de Arkote, Eduardo Zubeldia, lleva prácticamente toda la vida vinculado al club de sus amores ejerciendo diversos papeles como remero o directivo hasta que el pasado septiembre asumió la presidencia. En los dos años que restan para acabar el mandato de su antecesor se ha marcado como reto lograr que la trainera senior se asiente en la ARC1 y continuar con el trabajo de cantera, dando un espaldarazo importante al banco móvil, pero sin perder la esencia de una entidad que llegó a estar entre la élite del remo nacional.

- ¿Cómo comenzó su vinculación con Arkote?

- Con diez años vine a remar al Arkote y estuve un año hasta que mi ama, que era viuda, se fijó en que mi hermano jugaba al fútbol y llegaba a casa a las ocho de la noche y yo a las diez. Así que decidió que debía dejar el remo y comenzar con el fútbol, al que estuve vinculado hasta los 28 años. Pero cuando colgué las botas volví al Arkote, que es como esa primera novia, que no se te olvida nunca. Y aquí sigo, con 50 años.

-¿Qué le ha llevado a dar el paso de ser presidente?

- En agosto, cuando acabó la temporada, el presidente Javier Solozabal dimitió por asuntos personales. Al final llegamos a un acuerdo, debido a que todo el mundo quería que yo asumiera el cargo y lo acepté para los dos años siguientes hasta que acabe la presente legislatura. Y luego me imagino que seguiremos.

- Me imagino que será importante haber contado con el consenso de todos los integrantes del club.

- Es un alivio. Si no igual no hubiera aceptado el cargo. Creo que en esta decisión influye que tengo buen trato con los clubes, conozco y me llevo muy bien con mucha gente relacionada con el remo. Me ven como esa persona sociable y que conoce muy bien los entresijos que rodean al remo, un mundo muy pequeño.

- ¿Qué definiría a la junta directiva que le rodea?

- Es gente muy trabajadora y vinculada al club. Por ejemplo, está Marga Murua, hija de un fundador del club o el actual vicepresidente Jon Garaizar, que lleva 40 años trabajando para el Arkote, por poner solo dos ejemplos. Tienes que buscar a gente que le guste este deporte y viva por él. Al final lo que haces es perder dinero y tiempo.

- ¿Qué objetivos se han fijado para estos dos años?

- Para la próxima temporada, volvernos a mantener en la ARC1 y mejorar lo que hicimos la pasada campaña, cuando nos libramos en la última regata del 'play-off' por el descenso y este año queremos estar más tranquilos. Plentzia es un pueblo pequeño y al final no tenemos ni forma de sacar dinero ni remeros. Trabajamos con la cantera, pero tampoco tenemos veinte juveniles para que dentro de dos años den el salto y puedan ocupar cinco o seis bancadas de la trainera.

«Sin dinero»

- ¿Van a reforzarse con fichajes?

- Algunos van a llegar, pero sin dinero. Hemos traído a un patrón y a un remero de Mundaka, otro de la Iberia, y otro de Raspas para suplir las bajas importantes de remeros que se han ido a otros clubes de mayor nivel deportivo. Al final es compensar las bajas con altas.

- Ha citado a la cantera. ¿Cuenta con buena salud?

- Arkote siempre se ha caracterizado por ser un club de cantera y ahora contamos con 80 fichas entre chicas y chicos desde los diez años hasta el equipo senior, entrenado por Aitor Gil. Además hemos empezado a potenciar el banco móvil y en el Campeonato de España, hemos metido a 17 remeros en las finales directas. Incluso uno de ellos consiguió un tercer puesto en skiff con solo 12 años. Este es el futuro que nosotros tenemos.

- Otra de las características que definen a Arkote es su comunión con la villa marinera.

- Plentzia es un pueblo pequeño y la afición al remo está arraigada, pero queremos más apoyo de la afición en las regatas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos