Todo en su punto en Aixerrota

En la zona conocida como 'El Bronx' se tomarán, por primera vez, medidas de seguridad. / PEDRO URRESTI

Organizadores, peñas y el Ayuntamiento ultiman preparativos para la masiva fiesta que se celebra mañana

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

getxo. El trajín inundaba ayer las campas de Aixerrota de Getxo, en las que se celebrará mañana el multitudinario concurso de paellas. Los organizadores de la asociación Itxas Argia se esmeraban para que todo esté a punto para el certamen. Cuatro personas se fajaban con la recepción de todos los materiales necesarios para un evento en el que se distribuyen 300 kilos de arroz y una tonelada de leña y al que se espera que acudan 25.000 asistentes. «Hoy (por ayer) llega todo: bebidas para la txosna, máquinas, contenedores… Porque mañana– por hoy– no curran», explicó Ezkarne Unanue, la presidenta de la entidad que prepara la fiesta desde hace ya 62 años. Solo en el montaje de tubos para escenarios y txosnas han participado 50 personas. «Vamos bien», lanzaba Unanue, antes de aclarar que «ya tenemos mucho callo. Son ocho años haciendo lo mismo y, al final, esto va sobre ruedas».

Pero si el meneo de ayer correspondía a los organizadores, hoy les tocará a muchos participantes culminar el tajo. Todavía ayer se veían toldos sin colocar aunque no habrá un ‘calvo’ de hierba sin techar en ninguna de las casi 200 parcelas alquiladas. «Aquí viene muchísima gente, sobre todo la tarde del sábado. Es cuando llegan casi todos a hacer los preparativos». La presidenta de Itxas Argia sabe que muchas cuadrillas no perdonan perderse la cita. «Las paellas son la mejor fiesta de Getxo. Te encuentras con mogollón de gente del pueblo», remata. Porque tiene un calado social enorme. En el recinto hay mucho más que humo, ‘hamaiketakos’ o paellas de lujo. Algunos grupos llevan enzarzados varios meses elaborando espectaculares adornos. En las campas de al lado, en la zona llamada ‘El Bronx’, decenas de jóvenes clavan toneladas de tablas para cerrar sus recintos y disfrutar de la misma fiesta. Aunque no puedan presentar su paella por estar fuera de la zona ‘oficial’, su principal plato es también arroz y juerga. Por primera vez, el Ayuntamiento pondrá en marcha medidas de seguridad en esa zona para evitar incendios.

Traspasando fronteras

Se han habilitado unas rutas que llegan hasta la zona arbolada cercana para que entren los vehículos sanitarios y de Bomberos, además de instalar tres tomas de agua para los camiones de extinción de incendios. «El dispositivo se valorará una vez pasadas las paellas. De momento la normalidad y el trabajo en común es la nota dominante», reconoce el responsable de Cultura. A Koldo Iturbe, al igual que al resto de la Corporación, no se le escapa el alcance social de este evento. «Es una entroncada en generaciones de getxotarras», asegura, sabiendo que el atractivo de la fiesta de las paellas traspasa las fronteras del municipio, incluso las de Bizkaia y Euskadi.

Temas

Getxo

Fotos

Vídeos