El Puente Colgante se ilumina para arrancar los actos de conmemoración del 125 aniversario

Un grupo de personas se saca selfie con el Puente Colgante a sus espaldas./MANU CECILIO
Un grupo de personas se saca selfie con el Puente Colgante a sus espaldas. / MANU CECILIO

Reforzarán su atractivo turístico en Euskadi e impulsarán actividades especiales en Getxo y Portugalete

TXEMA IZAGIRRE

Un embajador iluminado. Así brilló el Puente de Bizkaia este miércoles, cuando sobre las 18.30 horas, las autoridades han procedido a encender las luces que han encendido en lo alto de la estructura el número 125 como conmemorativo de la celebración del aniversario de su inauguración. Así se ha dado el pistoletazo de salida de esa agenda de actividades de 2018. La iniciativa lanzada pretende coordinar esfuerzos institucionales para atraer al mayor número de visitantes posible.

Con ese fin se reforzará la oferta turística durante este año. Pero su condición de primer Puente Transbordador del mundo y el único en ser declarado Patrimonio de La Humanidad le convertirá además en protagonista de acciones de promoción en mercados estatales e internacionales. «La efeméride también da pie para iniciar programas, proyectos y redes que potencien el turismo industrial en torno al Puente Bizkaia y el conjunto de Euskadi a medio y largo plazo». Según Marta Uriarte, presidenta del Transbordador de Bizkaia, en el último trimestre del año se va a celebrar el Foro de Turismo Industrial organizado por el Gobierno vasco, bajo el lema ‘Nuestro patrimonio: donde el pasado se encuentra con el futuro’. Aparte habrá eventos deportivos, culturales y demás, impulsados desde los ayuntamientos de Getxo y Portugalete.

El diseño de esta estructura fue del ingeniero Alberto Palacio Elissague, conocido también por su participación en la construcción del Palacio de Cristal del Parque del Retiro, en Madrid. El ingeniero francés Ferdinand Joseph Arnodin se hizo cargo de la construcción de la obra, y el empresario textil bilbaíno Don Santos López de Letona fue el principal valedor y financiador del proyecto.

Pero desde aquellos comienzos, este obra convertida «en uno de los iconos más importantes que representa la historia del hierro en Bizkaia», según la diputada foral de Euskera y Cultura, Lorea Bilbao, ha dado un giro tremendo. Ahora es un atractivo turístico de primer orden.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos