El polideportivo de Erandio pierde el 20% de sus abonados a causa de la huelga

Dos usuarios en el polideportivo antes de la huelga. / BORJA AGUDO
Dos usuarios en el polideportivo antes de la huelga. / BORJA AGUDO

El Ayuntamiento propone la participación de un mediador del Gobierno vasco para desbloquear las negociaciones entre empresa y trabajadores

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA ERANDIO.

Los 76 días en huelga de la plantilla de la empresa Bi Sport, adjudicataria de la gestión de los polideportivos municipales de Erandio, han hecho mella en los abonados, que en un importante número se han dado de baja al no poder utilizar debidamente las instalaciones ubicadas en los barrios de Altzaga y Astrabudua. El subdelegado de Deportes, Josean Pérez, cifró durante el pleno celebrado ayer en «600 personas» las que han devuelto el abono, lo que supone el 20% de los 3.000 usuarios que acudían a esta instalación deportiva antes del inicio de la huelga. Al resto, «se les está devolviendo la parte proporcional de la cuota», correspondiente a los dos meses y medio que ya dura este conflicto laboral.

Lo mismo sucede con la empresa adjudicataria a la que se «está descontando la cantidad económica del contrato por los servicios no prestados», apuntó el concejal socialista que mostró en el salón plenario las dos últimas facturas presentadas por Bi Sport. Con esta afirmación, afeó la actitud del grupo de Ganemos Erandio al afirmar que «se les estaba pagando lo estipulado en el contrato».

Pérez, defendió en todo momento el papel del Ayuntamiento a lo largo de esta huelga indefinida: «nos limitamos a cumplir la Ley, no debemos olvidar que somos una administración pública». Además, recordó que «nosotros hemos convocado las 17 reuniones para intentar alcanzar un acuerdo», que por el momento se han saldado con un rotundo fracaso.

El Consistorio está «superado» por una situación que se alarga ya dos meses y medio

La última tuvo lugar ayer y en la misma, el representante municipal propuso la actuación de un mediador perteneciente al Consejo de Relaciones Laborales del Gobierno vasco, para encauzar las negociaciones. La parte empresarial aceptó la propuesta, mientras que a la plantilla «le hemos dado plazo un plazo de 24 horas para contestar», explicó Josean Pérez, que reconoció que el Ayuntamiento está «superado por la situación y hemos mirado todas las vías legales», para buscar la solución definitiva

El principal escollo para desatascar esta situación que se prolonga en el tiempo, pasa por la exigencia de la plantilla de reconocer las horas trabajadas, «gente que tiene una jornada del 20% y sin embargo está haciendo un 50. Reclamamos que se lo consoliden», según explicó recientemente el único delegado sindical, Aitor Fernández Ogueta. Un planteamiento que choca de raíz con la postura defendida por Bi Sport, al defender que «muchos trabajadores no cumplen el perfil de euskera y para consolidarles debemos cumplir la Ley vigente, no podemos saltárnosla», según palabras del gerente Jon Loizaga.

También parte de la oposición municipal tomó ayer cartas en el asunto. La portavoz de Ganemos Erandio, Margarita Vicente, señaló que «los vecinos no debemos sufrir la mala gestión por parte de la empresa y el Ayuntamiento». A este último le acusó directamente de «apoyar la precariedad laboral de estos trabajadores». Por su parte, el concejal no adscrito Rafa Vaquero, calificó toda la situación cómo «un problema muy serio».

Desde la bancada de EH Bildu, Ana Crespo, recordó que «en los pliegos para la adjudicación de este contrato, no permitisteis ninguna aportación al resto de partidos». Finalmente, reclamó al equipo de gobierno «una mayor presión hacia la empresa para acabar con esta huelga y poner en marcha de nuevo este servicio municipal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos