La Policía Municipal busca a los envenenadores de gatos en Getxo

Los cadáveres aparecieron en un contenedor de basura, para horror de los vecinos. / EL CORREO

Una docena murieron tras ingerir tóxicos, según los vecinos. Los responsables podrían enfrentarse a 18 meses de cárcel

TXEMA IZAGIRRE GETXO.

El Ayuntamiento de Getxo informó ayer que la Policía Municipal de Getxo ha comenzado a investigar el envenenamiento de gatos en Las Arenas. Los vecinos alertaron de que una docena han fallecido envenenados tras ingerir comida mezclada con tóxicos, y los agentes tratan de hallar pruebas. «Hay que ser prudentes, porque nos estaríamos enfrentando a un delito contemplado en el Código Penal y su autor estaría expuesto a una pena de 6 a 18 meses de prisión», aseguraron ayer fuentes municipales, que pidieron la colaboración ciudadana para dar con el autor de los hechos. Aun así, según ha podido saber este periódico, es muy improbable que, aun identificando a un sospechoso, pueda demostrarse su culpabilidad. La noticia de la muerte de los animales, denunciada por los vecinos a este periódico, generó críticas por parte de la oposición. Pero el gobierno de Getxo -formado por PNV y PSE- recordó que «para encontrar una solución consensuada a la problemática de los gatos callejeros es un buen punto de partida el acuerdo logrado por unanimidad en el pleno del pasado mayo, referente a las colonias de gatos». Entonces, se acordó reunir al grupo de representantes políticos constituido para modificar la Ordenanza Municipal Reguladora de la Tenencia y Protección de Animales para abordar la temática de las colonias de gatos.

Prohibido alimentarles

En la actualidad, está prohibido alimentar a aves, perros, gatos y demás animales vagabundos. El pleno también acordó que después de este verano se llevaría a cabo una campaña dirigida a la sensibilización e informacón acerca de las colonias. El primer escollo para las autoridades locales es que estos grupos de felinos suelen asentarse en suelos de comunidades. Por ello, para actuar necesitan primero el consentimiento de los dueños. Su propuesta consistirá entonces colaborar «para crear estas colonias con animales desparasitados, esterilizados, identificados, controlados y sanos».

«Nadie puede acusar al Ayuntamiento de desidia, desinterés o dejación de sus funciones y obligaciones», se defendió ayer el equipo de gobierno. «En los últimos meses se han recibido varias llamadas y comunicaciones de ciudadanos porque han visto crías en jardines comunitarios». Manifestaron «su inquietud y preocupación por la situación de estos felinos». «También se han recibido llamadas, en mayor cantidad, de vecinos quejándose de la presencia de estos animales, de las molestias que provocan». La lista incluye maullidos, olores, suciedad... Pero admitieron que hay «personas amantes de los animales que no sólo les alimentan adecuadamente sino que en alguna ocasión les trasladan al veterinario haciendo frente a este gasto».

Fotos

Vídeos