Plentzia sustituirá los bancos del campo de fútbol, cuyo césped será revisado y reparado

Jugadorse de infantil durante la inauguración. / E. C.

V. URIETA PLENTZIA.

La S.D. Plentzia inauguró su casa, Errotabarri, el 8 de diciembre tras una reforma de más de 150.000 euros que no estuvo exenta de contratiempos, como un retraso de dos meses por la quiebra de la naviera encargada de traer el césped desde China, lo que obligó a casi 300 chavales a iniciar la temporada en los equipamientos de otros clubes. Los infantiles lo estrenaron antes, el 5 de noviembre, una vez recibido el visto bueno de la Federación vizcaína de fútbol. Pero la hierba artificial pierde sus cualidades con el paso del tiempo como pavimento deportivo, lo que puede incluso alterar las condiciones del juego.

Por ello, en los próximos días se realizará la segunda actuación de mantenimiento del campo de Plentzia, tal y como se recoge en el contrato por el que se adjudicaron los trabajos de renovación. Va a consistir en la revisión del estado del equipamiento en general y, en concreto, de la red de riego y drenaje, además de la del césped, en la que se realizarán las reparaciones necesarias en líneas y juntas.

Los técnicos redactarán un informe que incluirá un plano con localización de las juntas y líneas reparadas, sus niveles de relleno, el estado del sistema de riego y las redes de drenaje. Este mantenimiento, a falta de cerrar la fecha definitiva, se realizará el viernes, por lo que el campo no se podrá utilizar ese día. Los trabajos de sustitución de los bancos de la tribuna se realizarán entre los días 16 y 17 de octubre. Los actuales, individuales y muy deteriorados, se sustituirán por otros corridos. Los trabajos tendrán un coste de más de 9.200 euros.

Fotos

Vídeos