Plentzia prepara una ordenanza «única en Euskadi» para limitar las radiaciones

Virginia Urieta
VIRGINIA URIETA

El mapa radioeléctrico de Plentzia señala hasta 20 puntos en los que, tal y como explican los expertos, «se sobrepasan» los niveles de radiación recomendados por la Unión Europea. Todos ellos se ubican en el entorno de la calle Andra Mari, donde el edificio de Telefónica sostiene una base de hasta cuatro antenas de diferentes compañías, situación que preocupa a los vecinos desde hace años. En el mismo mapa, otros 13 puntos, situados en el entorno, padecen un nivel de radiación algo menor.

Por eso, el equipo de gobierno lleva ya al menos un año luchando para sacar adelante una normativa que verá la luz previsiblemente en julio, que si es apoyado por los otros dos grupos municipales se expondrá al público antes de su aprobación definitiva.

Se trata de «la primera normativa de estas características en Euskadi», tal y como indicó el experto José Alberto Arrate. Será «garantista» y tratará de minimizar el impacto en la población de antenas como la de Andra Mari. Ayer presentaron sus valoraciones sobre el nivel de radiación Pedro Costa, ingeniero de telecomunicaciones, y José Luis Bardasano, especialista en la materia y estudioso de los efectos de los campos electromagnéticos en las personas. Ambos pusieron de manifiesto la necesidad de prevenir y abogaron por ajustar los niveles de radiación a 0,1 microvatios por centímetro cuadrado, los más restrictivos y por los que apuestan las normas internacionales pero no así la estatal, que permite hasta los 450.

«De las 50 mediciones que se llevaron a cabo en la villa el pasado octubre, solo 18 –un 36%- están por debajo del 0,1», indicaron, asegurando que «la alternativa es regular las radiaciones y se puede hacer sin perjudicar el servicio de cobertura». Por ejemplo, ésta podría pasar por desplazar las antenas fuera del casco urbano o habilitar antenas más pequeñas.

Fotos

Vídeos