Plentzia y Gorliz analizan la viabilidad económica del auditorio compartido

Responsables de la plataforma, en una imagen de archivo. /  V. U.
Responsables de la plataforma, en una imagen de archivo. / V. U.

La plataforma nacida para impulsar este equipamiento, KEA, pide que el proyecto no caiga «en el olvido»

G. CUESTA PLENTZIA.

Las calles de Plentzia y Gorliz se convirtieron recien temente en un cementerio. Ese aire de ultratumba lo desprendían algunas de sus paredes, que aparecieron empapeladas con carteles que mostraban de forma metafórica una lápida con el nombre de diferentes modalidades artísticas talladas en su piedra. Con esta acción, la plataforma Kultura Elkarrekin Aurrera buscó «llamar la atención de los vecinos» para pedir a los ayuntamientos de las dos localidades la construcción de una casa de cultura común para ambos municipios. Un espacio en el que se reivindique «el nivel cultural presente en Plentzia y Gorliz», explicó uno de sus miembros, Alejandro Ygartua. Por su parte, los ayuntamientos apuntan que el proyecto se encuentra «en una última fase» en la que se está trabajando en la «línea de financiación» para dar respuesta a esta necesidad presente en ambos municipios. El proyecto se encuentra ahora en fase de viabilidad económica. Si el estudio de financiación es favorable, se enviará al Gobierno vasco.

«Hace seis meses que nos hemos reunido con los ayuntamientos. No queremos que este proyecto se quede en el olvido», apuntó Ygartua, que ha percibido voluntad municipal de llevar a cabo la construcción de dichas instalaciones. «Somos conscientes del hándicap económico, pero la cultura no tiene que ser estrictamente rentable», defiende. La consultoría Kultiba, a la que fue adjudicado el proyecto, celebró en junio una charla informativa en la que los participantes pudieron conocer de primera mano los pasos que se estaban dando para el desarrollo de un centro que sirva como auditorio y que cuente con una programación «coherente», unificando todo lo posible la oferta existente.

«Cultura accesible»

«La cultura tiene que ser accesible. No vale con organizar solo actos en la calle, porque el tiempo no siempre acompaña». Ygartua es consciente de que será una gestión «a largo plazo», por lo que se marca como objetivo inmediato «un espacio adaptado de forma temporal para poder acoger en él diferentes disciplinas». «Actualmente no hay salas que cumplan los requisitos necesarios -como iluminación o sonido- para poder ocuparlas como espacio alternativo», lamentan desde Kultura Elkarrekin Aurrera. «No podemos estar mirando al cielo cada vez que hacemos un evento. Algunos ni siquiera se pueden celebrar al no contar con las infraestructuras adecuadas», reconoció el alcalde de Plentzia, David Crestelo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos