Los pisos que se levantarán en lugar de los bloques derribados de Erandio se venden a partir de 128.298 euros

Labores de derribo de uno de los bloques con daños estructurales./I. S.
Labores de derribo de uno de los bloques con daños estructurales. / I. S.

Una inmobiliaria local comercializa ya los 48 apartamentos que sustituirán a las viviendas afectadas por daños estructuras y en proceso de demolición

IÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

La inmobiliaria Altzaga, ubicada en pleno centro de este barrio de Erandio, luce en su escaparate los carteles promocionales de la venta de las viviendas sobrantes de los inmuebles destinados a realojar a las 66 familias obligadas a abandonar sus domicilios hace una década. Un hecho que se produjo después de los graves daños estructurales sufridos por una excavación cercana, en dos inmuebles situados en pleno centro de Erandio.

En total han salido a la venta 48 pisos de diferentes dimensiones y precios repartidos en dos modernos bloques denominados Altzagaberri 1 y 2. El primero de ellos tendrá una altura de cinco plantas más ático, y acogerá 17 viviendas, de las que solo los áticos saldrán a la venta. Los mismos con una superficie útil de 65 y 82 metros cuadrados, a los que se suman grandes terrazas, tienen un precio 259.972 y 306.069 euros respectivamente.

En el caso de la promoción Altzagaberri 2, contará con 97 hogares repartidos en cuatro portales, de los que 48 están a la venta. La mayoría de ellos serán de dos o tres habitaciones con una superficie útil que oscila entre los 84 y los 46 metros cuadrados. También el precio de venta varía en una amplia orquilla de entre 336.378 y 128.298 euros, en función de la superficie y las características de cada uno de los pisos.

A la espera de albergar a sus moradores en un plazo no inferior a los dos años, las labores de derribo de los bloques dañados continúan a buen ritmo. Una vez reducido a escombros el bloque que ocupaba el número 1 de la calle Antón Fernández, el tajo se desarrolla en la manzana comprendida entre Vega de Altzaga, Ibarrondo y Plaza San Agustín.

Una operación no exenta de dificultades ante la proximidad de otras casas y el espacio reducido donde deben actuar las máquinas. Incluso en algunos de estos inmuebles se ha optado por el derribo manual de las últimas plantas debido a que «no tiene tanta cimentación y comparte medianería con uno de los edificios no afectados», detalló en su día el concejal de Urbanismo de Erandio, Egoitz Bilbao.

La operación ‘realojo’ se completará con la construcción de 400 nuevas apartamentos de protección oficial y pisos tasados, en una pastilla de terreno de 20.000 metros cuadrados situada en los aledaños del polideportivo municipal de Altzaga, que fue recalificada para poder albergar viviendas.

La sociedad foral Azpiegitura, asumió liderar este mega-proyecto ante el escaso interés de las promotoras privadas en él. Finalmente, adjudicó a Construcciones Murias, tanto los derribos como la posterior construcción de los diferentes inmuebles, por un importe de once millones de euros.

Temas

Erandio

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos